11 octubre, 2011

PROTECTURI pone en marcha la primera oficina virtual de denuncia de agresiones a los bienes histórico-culturales

La Asociación para la Seguridad y Protección del Patrimonio Histórico advierte a las Comunidades Autónomas, el Ministerio de Cultura y el Banco de España del riesgo que corren el patrimonio histórico y los fondos documentales y bibliográficos de las Cajas de Ahorros en trance de bancarización y/o desaparición.

Barcelona, 7.10.2011.- La Asociación para la Seguridad y Protección del Patrimonio Histórico PROTECTURI, que ayer alertaba del peligro que corren los bienes históricos, culturales y artísticos en toda España, concretó su preocupación en la puesta en marcha de una oficina virtual de denuncia de las agresiones al patrimonio, en el curso de su II Asamblea, que se celebra hasta mañana en Barcelona.

Img_01PROTECTURI, que reúne a los directores de seguridad y expertos en la materia de los más importantes museos e instituciones públicas y privadas de España,  tiene previsto incorporar a su página web (portal.protecturi.org) una Oficina de DENUNCIAS, en la que se publicitarán hechos, alertas e identificación de bienes culturales y patrimoniales en situación de riesgo.

Una Comisión de Trabajo constituida por profesionales especialistas en seguridad y protección de los bienes histórico artísticos, ya sean de carácter paleontológico, arqueológico,  pictórico, documental, bibliográfico, científico,  técnico o etnológico, que actuará como órgano técnico de evaluación de denuncias que presenten los asociados, instituciones o particulares que se reciban a través de la página web.

Img_02La Asamblea de PROTECTURI lanzó una severa advertencia a los Ministerios de Cultura e Interior, al Congreso de los Diputados, las Comunidades Autónomas, los ayuntamientos, la Iglesia “y cualquier otra organización pública o privada que tenga bienes culturales o sea depositaria de los mismos”, en el sentido de que el patrimonio cultural no puede ser considerado como bienes de segunda división.

En ese sentido, alertaron a las Comunidades Autónomas, el Ministerio de Cultura y el Banco de España del riesgo que corren el patrimonio histórico y los fondos documentales y bibliográficos de las Cajas de Ahorros en trance de bancarización y/o desaparición.

Img_03Solicitaron, igualmente la coordinación e integración de los equipos de análisis críticos del Estado, las CC.AA. y los cuerpos de seguridad cuerpos de seguridad, de los bienes catalogados y  sus Bases de Datos, “para evitar ineficiencias, costes y frustraciones que deben corregirse, con urgencia”; y reclamaron medidas contundentes e inmediatas, así como protocolos de actuación y de la alerta, para evitar “el expolio de fondos documentales en recintos museísticos, en traslados, en bibliotecas o en catedrales, como en el caso del “Códice Calixtino” en Santiago de Compostela”

Del mismo modo, PROTECTURI mostró su preocupación tanto por el patrimonio y riquezas etnográficas sitas en el ámbito rural “en grave riesgo,  y cuya conservación no puede ser en la mayoría de los casos en recintos museísticos; como por la destrucción de restos arqueológicos en la etapa desarrollismo inmobiliario “que se llevó por medio riquezas arqueológicas y paisajísticas de valor incalculable y con daños irreparable”.

Más información
ANTONIO IMIZCOZ
DirCom PROTECTURI
606397702
comunicacion@protecturi.org