5 noviembre, 2014

Protección del Patrimonio Histórico en la Unión Europea

informe-slider

El patrimonio cultural proyecta el retrato que identifica más claramente a cualquier nación. Preservarlo se ha convertido en una prioridad para aquellos países poseedores de una gran riqueza cultural2 que han visto cómo en el pasado se ha producido una dispersión descontrolada de su legado con destino a museos extranjeros y coleccionistas privados.

La demanda exterior de arte procedente de los núcleos más importantes del mercado legal – y por qué no decirlo, también del ilegal- y la baja penalidad de este tipo de delitos han producido un efecto llamada a las organizaciones criminales, que consideran el tráfico ilícito de bienes culturales como una de las actividades ilegales más lucrativas y atractivas.

Por ello, el control de la exportación y el fenómeno denominado “repatriación artística” – del cual se hablará más adelante- , se han convertido en dos de los objetivos fundamentales de los países que han sido cuna de antiguas civilizaciones y poseedoras de una gran riqueza artística, como es el caso de España.

Aparte, la Unión Europea, reconociendo en sus Tratados que la cultura es la base de los valores ideológicos de sus ciudadanos, debe actuar de forma adecuada ante este tipo de actividades ilícitas.

Los próximos epígrafes intentarán mostrar conceptos fundamentales que deben tenerse en cuenta en el mercado del arte, como es el hecho de conocer los agentes que intervienen en esta actividad y, posteriormente, analizar este tipo de criminalidad exponiendo varios ejemplos ilustrativos. Por último, se hará una breve descripción del estado actual en el que se encuentran la legislación nacional e internacional y de aquellos proyectos de reforma.

Informe: Protección del Patrimonio Histórico en la Unión Europea