17 abril, 2013

‘Ojalá ganemos la batalla a esta especie de hiperluteranismo de la austeridad’

El secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, ha reiterado su deseo de “superar los obstáculos” que existen en el mundo de la cultura, “más necesaria que nunca”, y ha manifestado su esperanza de que algún día se gane la “batalla” contra la austeridad, según ha indicado este martes durante la ceremonia de entrega de los galardones que cada año concede la Fundación Arte y Mecenazgo.

“Ojalá que quienes queremos cambiar las cosas para que la cultura reciba el reconocimiento que se merece ganemos la batalla a esa especie de hiperluteranismo de la austeridad contable que subordina a la belleza y a su fuerza expresiva y pedagógica”, ha dicho.

El mecenazgo ha sido otro de los temas a los que ha aludido Lassalle, un “instrumento imprescindible al servicio de la belleza”, ha dicho, y citando a María Zambrano añade: “La experiencia estética que sustenta ha sido imprescindible para que el ciudadano se convierta en una criatura que personalice el humanismo”.

Asimismo, Lassalle ha hecho referencia a los “sacrificios que los hombres de la cultura tienen que hacer bajo el peso asfixiante de la paleta de grises que la crisis y las subidas de impuestos hacen insoportable”.

En este sentido, la galerista premiada, Elvira González, ha advertido: “Un país que no tenga buenos coleccionistas no tendrá buenas colecciones, porque el Gobierno no puede comprarlo todo”. A su juicio, un coleccionista de arte ha de estar “premiado”, y “no castigado”, algo en lo que considera que el Ministerio de Hacienda debería recapacitar.

El papel del coleccionista no solo destaca en la dimensión económica, sino que, para González, contribuyen a la calidad de las galerías. “Los inversores no ayudan, los galeristas si, porque la conversación no debe girar en torno al dinero, sino al arte”, sostiene.
Premio para la Fundación March

En la categoría de coleccionistas ha sido galardonada la Fundación Juan March, por su dilatada trayectoria y el papel relevante que lleva a cabo en su sector, mientras que en la categoría de artista la premiada ha sido Eva Lootz.

Nacida en Viena en Viena (Austria) en 1965, Lootz se instaló en Madrid en 1965 y su trabajo destaca por el uso de diferentes soportes y por cuestionar el valor del progreso como motor de la historia dentro de arte conceptual que ha desarrollado a lo largo de su trayectoria.

La dotación de este premio, que asciende a 90.000 euros, le permitirá a Lootz llevar a cabo un proyecto que tenía hace años en mente, con el que profundizará en un tema importante para la artista: los monumentos negativos. En él reflexionará sobre la apropiación de los recursos por parte del ser humano, en paralelo con la devaluación de la mujer, según ha explicado.

Durante su discurso, Lootz ha criticado que desde los años 80 el arte se ha convertido en “apéndice del márketing”, mientras que “lo que no trae dividendos se pretende hacer desaparecer”. A su juicio, la sociedad “empuja” hacia el “consumismo” y la “alienación”. Por ello, destaca la importancia de la “experiencia”, que permite a los humanos “singularizarse”.

Por Europa Press.