31 enero, 2011

“Museo del Orinal de Ciudad Rodrigo adquiere un bacín de plata en Nueva York (ABC)

El Museo del Orinal de Ciudad Rodrigo (Salamanca) ha presentado hoy sus últimas adquisiciones, entre las que destacan un bacín de plata adquirido en Nueva York.

Esta colección, que pertenece al mirobrigense José María del Arco, es “la más grande del mundo” y “sólo se conocen otros dos museos de esta temática en el mundo, en Múnich y en Nueva Delhi”, según ha explicado hoy a EFE.

El orinal de plata, de principios del siglo XIX, perteneció a un terrateniente deIberoamérica, “seguramente a algún virrey, aunque no se sabe a ciencia cierta”.

Además, el Museo del Orinal, que muestra un total de 1322 piezas de 27 países diferentes, ha presentado otras adquisiciones, como un orinal de origen turco de finales del siglo XIX elaborado en estaño y con forma de estaño o una escupidera de cobre de La India de principios del siglo XX.

Entre las nuevas piezas también se encuentra un juego de orinales inglés perteneciente al Art Nouveau, que data de 1920.

El legado de orinales de José María del Arco es de alrededor de 2.800 piezas, de las que 40 se exhiben en el municipio salmantino de Hinojosa de Duero.

Esta colección se ha exhibido por muchos lugares de España, hasta que el 30 de marzo de 2007 decidió, junto con el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, mostrarlos de manera permanente en el Museo del Orinal de Ciudad Rodrigo, que el pasado año 2010 fue visitado por alrededor de 15.000 personas.

Del Arco comenzó la colección en 1980, cuando aparecieron unos orinales dentro de un arcón de la Guerra de la Independencia durante un derribo en el Hospital de la Pasión del siglo XV, en Ciudad Rodrigo (Salamanca), El ‘perico’ más antiguo de todos los que se muestran data del siglo XIII y es un bacín islámico fabricado con barro amarillo y de forma cilíndrica, propio de la tradición ceramista árabe.

La colección la ha conformado mediante compras en subastas, mercadillos y tiendas, especialmente en Inglaterra, donde la adquisición de orinales antiguos es más fácil que en otros países, debido a que en la época victoriana se generalizó su uso y a que están mejor conservados que los españoles.

Un vecino del municipio galés de Harlech, Barry Steward, ha colaborado intensamente en la adquisición de más de 400 orinales que también se exhiben en este museo.

En el museo también se puede contemplar una colección de 300 piezas de orinales en miniatura, donde destaca un orinal de 7 milímetros de oro, traído de México.

logo_abc