10 julio, 2015

Mar Villafranca dimite tras la querella de la Fiscalía

Mar Villafranca, hasta hoy directora del Patronato de la Alhambra, ha presentado su dimisión por el presunto fraude en las audioguías del monumento. Villafranca ha leído la carta que ayer mismo le envío a la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, donde le exponía las razones para dejar el cargo.

Así lo ha señalado en una rueda de prensa convocada de urgencia en el Palacio de Carlos V, donde ya había asegurado días antes, tras declarar en calidad de detenida ante la Policía por este asunto, que pondría su cargo a disposición de sus superiores si finalmente era imputada. En una comparecencia de apenas cuatro minutos y sin preguntas, Villafranca ha señalado que esta decisión, que ya ha comunicado por carta a la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, la ha tomado en el ejercicio de su “responsabilidad”, su “honestidad” y su “integridad”, como consecuencia de una “reflexión meditada y sincera”.

En la misiva enviada a la consejera, que ha leído ante los medios, la que ha sido directora de la Alhambra durante los últimos 11 años, le anuncia su renuncia voluntaria tras la apertura de diligencias de la Fiscalía, circunstancia que “pudiera afectar” a la proyección social de la Alhambra y el Generalife.

Además, le indica que durante su trayectoria ha llevado a cabo “procedimientos administrativos transparentes” y siempre por la “salvaguarda” y por la “conservación de los intereses públicos”, y, por ello, quiere ahora defenderse y, por tanto, presenta su renuncia voluntaria. “Estoy convencida de que el tiempo y mi confianza en la justicia determinarán mi recto proceder”, señala.

Mar Villafranca ha asegurado que ser la directora del Patronato del monumento ha sido un “honor” y que los años que han pasado en la Alhambra han sido los “más felices de su vida”.

Además de Villafranca, han sido denunciados la secretaria general del Patronato, Victoria Chamorro, el jefe de la Sección Económica y de Contabilidad de la Sección de Gestión y Contabilidad de Ingresos y actualmente, de la Sección de Comercialización, José María Visedo, el interventor delegado del Patronato, el administrador único de la empresa adjudicataria del servicio, Stendhal Museum Solutions SL, antes GTP Museum Solutions SL, y su director general.

El Ministerio Público considera en su querella que, de forma provisional, se les puede considerar presuntos autores de un delito continuado de prevaricación administrativa, un delito continuado de malversación de caudales públicos, y un delito de blanqueo de capitales.

Por Carlos Morán en El Ideal de Granada.