22 marzo, 2011

La Policía Autonómica aboga por que las piezas sean custodiadas en museos (La Voz de Galicia)

Un museo. Ese es el mejor lugar para almacenar las piezas retiradas de los templos. Al menos eso es lo que explica el jefe operativo de la Policía Autonómica de Pontevedra, Pablo Viz. La advertencia que hace es clara: guardar en casa este tipo de objetos no es la mejor opción para protegerlos.

De hecho, los museos diocesanos reciben cada vez más objetos o imágenes procedentes de las iglesias distribuidas a lo largo de la jurisdicción.

El responsable de la policía también sugiere otras alternativas como, por ejemplo, la sustitución de las piezas originales por una réplica. Aunque esta, tal y como puntualizan fuentes de los obispados, no es una solución que agrade muchas veces a los feligreses.

La lucha contra los expoliadores y la posterior búsqueda de objetos robados requiere la elaboración de un inventario. La catalogación minuciosa de cada pieza, explican desde la Policía Autonómica, facilita el trabajo de los agentes del orden, sobre todo para identificarlas.

logo_voz_galicia