3 junio, 2014

La Iglesia cuenta “la verdadera historia de la Catedral de Córdoba”

1401211033_421007_1401211561_noticia_grande

En pleno debate sobre la titularidad de la Mezquita de Córdoba entre la Iglesia, que reivindica el monumento, y una plataforma ciudadana que aboga por la gestión pública, el Cabildo de la diócesis ha sacado pecho y publicado un folleto destinado a los turistas en el que explica su particular versión de la historia del templo. El documento zanja todo debate al apostar por un título sin matices: “¿Conoces la verdadera historia de la Catedral de Córdoba?”. La Iglesia cordobesa afirma que este folleto responde “a la demanda de información de los cordobeses” y es una reacción a “la campaña de desinformación orquestada contra el Cabildo en los últimos meses”.

A lo largo de siete puntos, el documento desgrana la versión que la Iglesia insistentemente ya ofrecía a los turistas en las guías que, en forma de tríptico, se vienen repartiendo desde hace años en el interior de la Mezquita. Para empezar, la propia palabra mezquita desaparece de la explicación de un monumento único en el mundo precisamente por ser una joya de la arquitectura musulmana. El último pasquín publicado ahora despacha el valor artístico, cultural y religioso legado por los omeyas en cuatro líneas: “En el siglo VI se construyó la basílica visigoda de San Vicente Mártir sobre los terrenos actuales de la Catedral de Córdoba. Con la llegada de los musulmanes en el siglo VIII, la basílica desaparece y comienza a construirse la Mezquita a partir del año 785”. Lo que sigue es un alegato en favor de la gestión y propiedad católica del edificio desde que la ciudad fuese conquistada por las tropas de Fernando III en 1236. Ese año, el templo fue convertido al culto cristiano y, tres años después, la enorme mezquita aljama de Córdoba se consagró como catedral. “El templo se llama Catedral de Córdoba desde hace 775 años”, concluye el documento que, además, avanza que la Iglesia prepara una conmemoración especial de este aniversario para las próximas fechas.

El escrito también detalla que “toda la legislación española, europea e internacional sostiene que la propiedad del templo es de la Iglesia católica desde hace más de 700 años” y reivindica que “el Cabildo de la Catedral de Córdoba ha sido el responsable de mantener y proteger la riqueza cultural del templo”.

Por último, el folleto defiende que los millones de euros que obtiene cada año el Cabildo por las visitas al monumento. Cada entrada cuesta ocho euros (18 si es una visita nocturna) y su pago se considera un donativo, por lo que está exento de impuestos. Ese dinero, según el folleto, se destina a las inversiones para la conservación y mantenimiento del templo y que suman “20 millones de euros en los últimos ocho años”. Además, el dinero iría destinado a “numerosos proyectos de ayuda social”, que alcanzan la cifra de “16 millones de euros en los últimos ocho años”.

Por Manuel J. Albert para El País