26 septiembre, 2013

La Generalitat supervisará la selección de obras del Hermitage

-Mascarell asegura que ya están seleccionadas las obras que se expondrán de Carmen Thyssen en Barcelona

El consejero de Cultura Ferran Mascarell aseguró ayer sobre la instalación del Museo Hermitage en Barcelona que: “No puedo tener la seguridad de que llegue a buen puerto”, haciendo un símil con la ubicación que se baraja para el nuevo equipamiento cultural que llegará de Rusia en la zona marítima de la ciudad.

1380140251_813006_1380140409_noticia_normalDurante la presentación de las Jornadas Europeas del Patrimonio que se celebran entre el viernes y el domingo, Mascarell insistió que tanto la Generalitat como el Ayuntamiento de Barcelona no realizarán ninguna aportación económica para el nuevo museo, ya que “es una iniciativa privada”. Sí dio a conocer que su departamento “tutelará a través de un representante propio el proceso de selección final de las obras que el Hermitage destinará a Barcelona, para que se exhiba una colección que tenga sentido”.

Según afirmó, la Administración catalana mantiene contactos periódicos con los promotores de la iniciativa, “un grupo de inversores entre los que hay rusos, pero también inversores locales”. Para Mascarell, el nuevo centro no comportará ningún riesgo para los otros museos de la ciudad, “como no lo hace el museo de cera, que es uno de los más visitados de la ciudad y es privado”.

En cuanto a la elección de Jorge Wagensberg para dirigir el nuevo proyecto ruso en Barcelona, afirmó conocer “desde julio” su nombramiento, lo mismo que el calendario previsto de implantación del museo, “pero no soy yo el que tiene que desvelarlo”, si bien se felicitó por el nombramiento.

Colección Thyssen

Por la mañana, Wagensberg en una entrevista en Catalunya Ràdio, desveló que la apertura del centro no será antes de tres años, aunque habrá “aperitivos para someter las nuevas ideas a la opinión publica”. También explicó que no será una franquicia ni tampoco una copia del museo ruso.

Durante el encuentro con los medios, Mascarell explicó que en noviembre su departamento pondrá en funcionamiento el Plan de Museos —que presentó en marzo de 2012— y que la Agencia Catalana de Patrimonio comenzará a funcionar el 1 de enero, como estaba previsto. En cuanto al acuerdo con la baronesa Thyssen para mostrar parte de su colección en un pabellón del Museo Nacional de Arte de Catalunya (MNAC), aseguró que ya se conoce el número y las obras de arte que se expondrán, pero resta el acuerdo económico de la operación, que respaldará La Caixa.

por José Ángel Montañés, EL PAIS