22 julio, 2010

La donación es todo un arte

El IVAM muestra, en una exposición sin precedentes, a los creadores que cedieron obra al museo.

La imagen de las piernas desnudas y falda al vuelo de Marilyn Monroe durante el rodaje de La tentación vive arriba  es una de las más conocidas de la historia de la fotografía. George S. Zimbel (Woburn, Massachusetts, 1929) era uno de los 15 fotógrafos que intentó plasmar los efectos del aire de la rejilla del metro bajo el vestido de la estrella. Solo él lo logró. Pero Zimbel ha hecho mucho más a lo largo de décadas como fotógrafo para revistas como Life, Columbia Alumini o Daily News.  Con su inseparable Leika ha retratado a los Kennedy, a Nixon, a Truman y a mucha gente de la calle porque lo que le interesa es “capturar instantes de vida”.

Un ejemplo de estos últimos trabajos, una niña de Alabama, forma parte de la exposición IVAM. Donaciones, que el museo valenciano abre mañana al público en homenaje a los artistas y herederos de artistas que con sus donaciones han conformado la mayor parte de los fondos del museo valenciano.

Los herederos de Julio González, con la entrega de casi 400 obras, fueron los primeros. André Derain, Anthony Caro, Martín Chirino, Miquel Navarro, Eduardo Chillida, Lipchiz, Esteban Vicente, Joan Brossa, Equipo Crónica, José Manuel Ballester, Carmen Calvo, Alberto Corazón… son unos pocos nombres de la extensísima lista de donantes; gran parte de ellos estarán hoy en la inauguración oficial de la exposición.

Consuelo Císcar, directora del IVAM desde hace seis años, explica que la fórmula de la donación ha permitido que este museo, abierto al público en 1989, posea una de las mejores colecciones de arte contemporáneo del mundo sin tener que gastar todos sus recursos en adquisiciones. Detalla que el centro posee 10.643 obras, de las que 6.129 han sido donadas, y el resto, adquiridas. “La riqueza de estos fondos” añade, “nos permiten prestar sin crear vacíos en las paredes y a cambio traer exposiciones de fuera que no podrían venir de ninguna otra manera”.

Sobre cómo consiguen las donaciones, Consuelo Císcar explica que el legado de Julio González fue un aliciente muy atractivo para que otros artistas y familiares de artistas secundaran el ejemplo. Son muchos los creadores ligados a Valencia, pero también son muchos los procedentes de otras partes de España y del extranjero. Y además, casi todos los que han protagonizado una exposición en estas salas han donado algunas de las piezas integrantes en la muestra, como es el caso de Georges Zimbel. El fotógrafo explicaba ayer que, en su caso, el regalo se produjo a la vista de cómo fue tratado en la exposición que se le dedicó hace diez años y por qué se quedó fascinado con el museo. “Tengo obra expuesta en colecciones de todo el mundo y en muchos lugares me han dedicado exposiciones. Aquí pude participar como en ningún otro sitio. Quise dejar un recuerdo”.

Difícil escoger entre tantos fondos. La exposición está formada por 720 obras de 193 artistas. Los comisarios, Consuelo Císcar y Tomás y Boye Llorens, han organizado un paseo no cronológico en el que se mezclan pintura con escultura, dibujo, fotografía, vídeo e instalaciones. La escultura en hierro de Julio González, Eduardo Chillida, Miquel Navarro y Joan Cardells conforma una espectacular sala que sirve de conexión con lo que fue la abstracción experimental y el diseño gráfico durante el periodo de entreguerras y las neovanguardias: Gustav Klucis, Molí Nagy, Van Doesburg, Giralt Miracle, Joan Brossa, Antoni Tàpies, Iturralde, Alberto Corazón y Robert Delaunay, entre otros.

La fotografía está considerada uno de los platos fuertes del museo y su espacio dentro de la exposición también es uno de los más importantes. Los trabajos documentales se mezclan con los puramente artísticos con obras de Robert Capa, David Seymour, Catala Pic, Rothchenko, Bárbara Stepanova, Walker Evans, Horacio Coppola, Gabriel Cualladó y Ariane López-Huici.

Vienen detrás la escultura más contemporánea, el informalismo, el pop art y las instalaciones y nuevos medios. Un repaso a lo más significativo del arte del pasado siglo. En el IVAM, la donación es todo un arte.

logo_el_pais