20 febrero, 2013

La Basílica – Catedral de San Martiño de Mondoñedo

En el municipio de Foz – Lugo se encuentra ubicada la Basílica de San Martín de Mondoñedo (en gallego, San Martiño), perteneciente a la diócesis de Mondoñedo – Ferrol.

Hablamos de la catedral más antigua de España para muchos, ya que en el siglo IX fue la casa matriz de los obispos del reino de Galicia.

Catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC) desde 1931, el edificio que podemos visitar en la actualidad es románico primitivo, dotado de recios contrafuertes (1861), que aloja en su interior el museo parroquial, al tiempo que se sigue utilizando como parroquia de la zona.

Según los más entendidos, en el año 866, huyendo de la invasión musulmana, llegó a este lugar el obispo de Dumio. Allí, según estudios muy recientes, parece que ya existía un viejo monasterio llamado “Maximi”, datado en el año 569.

El lugar fue ofrecido por el rey Alfonso III como doble sede episcopal de Dumio y Bretoña, siendo Sabarico el primer obispo que allí residió. Tras Sabarico, ocuparon el lugar catorce obispos, siendo el más conocido y prestigiado el obispo Gonzalo, que dirigió la diócesis desde el año 1071 al 1112. Aquí murió, conservándose en el lugar su sepulcro, su anillo y su báculo.

Al obispo Gonzalo se le considera el gran benefactor de la basílica y del lugar, ya que con sus rezos y oraciones impidió, según la leyenda, que los piratas tomasen la ría de Foz, hicieran prisioneros a sus gentes y se apoderasen de sus bienes. A su muerte, la reina Urraca, por delegación del papa Pascual II, traslada la sede a la actual Mondoñedo.

La basílica-catedral es de planta basilical, dotada de tres naves y tres ábsides semicirculares, donde se puede observar el sello propio e inconfundible de la arquitectura lombarda. Sus tres naves están separadas por pilares con columnas adosadas en los que están más próximos al crucero. La nave central se cubre con techo de madera y su tejado está dispuesto a dos aguas. La luz accede por vanos abocinados, que dan a las naves laterales.

El templo se construyó en tres etapas claramente diferenciadas, que van del siglo X al siglo XII. En cada una se fueron incorporando elementos y estilos diferentes que el visitante puede apreciar con total claridad.

En el año 2008 se descubrieron pinturas murales datadas en el s. XII, consideradas como las pinturas románicas más antiguas de Galicia y una de las de mayor calidad.

De las piezas más interesantes del templo es el tímpano, formado por una pieza pentagonal conteniendo un relieve crismón de seis brazos. Sobre el crismón se sitúa un agnus dei, cuya cruz se apoya en la pata del cordero. Tema éste muy repetido en el románico de Galicia.

La figura principal de retablo es un Cristo sentado en un trono, llamado “scamnum”, en actitud de bendecir y flanqueado por ángeles de grandiosas alas.

Para los amantes de la arquitectura religiosa y del románico primigenio, visitar San Martiño de Mondoñedo es asignatura obligada. A la basílica le acompaña un entorno de belleza muy singular y unas gentes amables y orgullosas de ejercer de custodios de un legado cultural tan excelso.

Otros datos de interés.

Coordenadas: N 43°33’42’’ – W 7°18’12’’
Ubicación: Foz (Lugo), Barrio Caritel, CP 27780
Teléfono: 982-13.26.07 / 982-13.24.26; para visitas concertadas: 982-13.26.07
Entrada: Gratuita
Web: www.concellodefoz.org
E-mail: turismo@concellodefoz.org

Folleto del Concello de Foz con ficha técnica para la visita