1 diciembre, 2015

Incautados cinco ‘picassos’ falsos que estaban a la venta por 160 millones

5-picassos

Intentaron vender los picasso falsos a través de marchantes, galeristas, exhibiciones en hoteles y hasta en el interior de una furgoneta. Hasta hace unas semanas, cuando el grupo de Patrimonio de la Policía de la Generalitat Valenciana (una unidad adscrita de la Policía Nacional) se incautó de los lienzos que ahora están depositados en el Museo San Pío V de Valencia a la espera de que los jueces decidan qué hacer con ellos.

El comisario de la Policía de la Generalitat Valenciana, Álvaro Rodríguez, ha explicado este mediodía que las incautaciones de los falsos picasso, que estaban a la venta por un importe global cercano a los 160 millones de euros, se han realizado en dos operaciones policiales paralelas.

Las primeras detenciones se registraron en Granada donde se detuvo a seis personas que pretendían vender un lienzo de gran formato titulado Variation por nudite sur divan en 60 millones de euros y otros tres cuadros de inspiración cubista titulados Guitare et Guitarron, Mujer cubista o arlequín y Bodegón con aguamanil por los que pedían precios que oscilaban entre los 20 y los 30 millones de euros. Dos de las obras estaban guardadas en un despacho, mientras que las otras iban a ser transportadas en vehículos particulares.

Las seis personas detenidas por esta presunta estafa, dos de los cuales tienen antecedentes por corrupción urbanística, alegaron que los cuadros proceden de Cuba y que habían sido donados a uno de los detenidos que buscó intermediarios para realizar la operación de compraventa.

La Fundación Picasso de Malaga asegura que no está documentada la presencia de Picasso en Cuba y que, en cualquier caso, ninguna de las cuatro obras que estaban a la venta puede atribuirse al pintor malagueño, según ha explicado el comisario.

En la segunda operación policial, registrada en Benidorm, los agentes se han incautado de otro falso picasso titulado La vida y la muerte, cuyo propietario había invertido una gran cantidad de dinero en obtener documentación que respaldase la supuesta autoría del cuadro. En este caso, la Fundación Picasso de Málaga aseguró que, pese a que la obra iba acompañada de abundante documentación (análisis químico, informe de restauración, informe caligráfico, un estudio histórico-teórico y un certificado redactado por un crítico e historiador del arte), el cuadro no puede atribuirse “en absoluto” a Pablo Picasso.

Firma en Belice

El falso picasso sobre La vida y la muerte se intentaba vender por un precio que oscilaba entre 18 y 30 millones de euros a través de una sociedad mercantil con sede en Belice para eludir al fisco español. Dos de los tres propietarios del cuadro, que aseguran que lo obtuvieron de un coleccionista catalán ya fallecido, han sido detenidos, mientras que el tercero se halla en paradero desconocido. Como en el caso de Granada, los dos detenidos ya tenían antecedentes policiales.

En el caso de Benidorm, el cuadro se incautó dentro de la furgoneta de uno de los vendedores. Un constructor venido a menos que pretendía salir de la mala racha y del que la Policía no ha querido facilitar más detalles. La Policía tiene constancia de que se llegó a ofertar en más de una docena de ocasiones.

El director general de la Agencia de Seguridad del Gobierno valenciano, Josep Maria Àngel, ha indicado que “no se trataba de delincuentes de guante blanco” y ha elogiado la labor policial iniciada el pasado mes de septiembre. Ahora tendrán que ser los juzgados de Granada y Benidorm quienes determinen el futuro de los cuadros incautados y de sus propietarios.

Por Joaquín Ferrandis en El País.