30 mayo, 2013

Homenaje a Eduardo Úrculo en el décimo aniversario de su muerte

Eduardo Úrculo

Eduardo Úrculo fue un pintor que «aprendió a mirar lo cotidiano de una manera diferente» e hizo del sombrero su sello personal también en grabados y esculturas, que ahora se muestran en una exposición que le recuerda una década después de su muerte. «Hizo del sombrero su símbolo, aunque no pudo cumplir su gran sueño, exponer en Nueva York y comerse la Gran Manzana», recordaba Yoann Úrculo, hijo del artista, durante la presentación de la exposición que el Espacio de las Artes de Madrid dedica a uno de los artistas más reconocidos del Pop Art español.

Un artista que empezó en la pintura «casi por aburrimiento», según recuerda su hijo: «A los catorce años se puso enfermo de bronquitis y, como solo podía estar en la cama y poco más, se dedicó a pintar. Cuatro años más tarde ya hizo su primera exposición».

Un artista muy cercano a la gente

Un total de 40 piezas inéditas de grabado y escultura completan esta exposición en Madrid. Los precios de los grabados oscilan entre los 800 y 4.000 euros y las esculturas presentadas en Madrid cuestan a partir de 30.000 euros. Pero el homenaje se extiende a más de 300 obras repartidas por los espacios dedicados al arte en los centros de El Corte Inglés de toda España. Y es que, como explica la directora del Espacio de las Artes, María Porto, Úrculo «era alguien que quería estar muy cerca de la gente, y le gustaba que su arte se viera. Yo digo que los artistas son visionarios que ven cosas que los demás no vemos».

El artista pasó por varias etapas: comenzó en el mundo de la pintura social, exploró el erotismo del cuerpo femenino, el simbolismo del pop, y justo antes de su muerte retornó al cubismo. Falleció el 31 de marzo de 2003, después de una comida en la Residencia de Estudiantes de Madrid. «Su obra está tan presente en nuestra vida, en el Retiro, despidiéndonos y dándonos la bienvenida en Atocha… que me parece mentira que ya hayan pasado 10 años», comenta María Porto.

Por EFE en ABC.