21 mayo, 2014

Hallan pinturas de 7.000 años de antigüedad en un pueblo de Castellón

pinturas-rupestres

Un tesoro arqueológico oculto de un incalculable valor histórico se esconde en la pequeña localidad castellonense de Vilafranca, donde el Ayuntamiento ha localizado un yacimiento de arte rupestre con al menos doce figuras humanas y de animales con una antigüedad de 7.000 años.

Se trata de un proyecto del consistorio de esta localidad llevado a cabo con el apoyo del Ministerio de Cultura y dirigido por la doctora Inés Domingo, arqueóloga del ICREA/Universitat de Barcelona/SERP, y el doctor Dídac Román, arqueólogo de la Université de Tolousse Le Mirail/Universitat de Valencia.

Ambos arqueólogos, junto al alcalde de Vilafranca, Óscar Tena, han presentado este lunes el resultado de una investigación cuyo trabajo de campo se desarrolló el pasado mes de noviembre. En la exploración se detectaron, al menos, 12 figuras localizadas en un abrigo, bastante afectadas en su conservación por el polvo y por los elementos. Los medios informáticos y digitales han permitido identificar más aspectos que los que pueden apreciarse en una primera observación. Las figuras evocan escenas de caza y momentos previos al proceso de caza y representan animales como toros, cabras y también arqueros.

La localización del yacimiento se mantendrá en secreto hasta que se determinen las medidas de protección por parte de la Generalitat Valenciana. Los arqueólogos han destacado la variedad de figuras halladas y han apuntado que hacía muchos años que no se realizaba un descubrimiento de esta envergadura en el arte rupestre levantino, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El análisis detallado del hallazgo se dará a conocer en los foros científicos correspondientes para su mejor análisis, identificación y clasificación.

Por L.T. en ABC.