30 noviembre, 2011

Francisco Jódar, alcalde de Lorca

A finales del pasado mes de julio, afrontábamos en PROTECTURI un reto apasionante y complejo, como sólo lo pueden ser los retos que merecen la pena: la prestigiosa revista SEGURITECNIA, referente ineludible y necesario en la prensa especializada en el sector de la Seguridad nos ofrecía, nada más y nada menos, que dedicarnos su número del mes de octubre, el que saldría a la calle coincidiendo con la celebración en Barcelona de nuestro II Congreso.

Había que diseñar contenidos, comprometer a colaboradores, coordinar entregas, buscar imágenes… Y todo ello para lograr un número histórico. Por eso no se ahorraron esfuerzos y pasamos un mes de agosto la mar de entretenidos facilitando a los amigos de BORRMART un material que, a la vista está, han cuidado hasta el mimo hasta lograr una pieza periodística que nos llena de orgullo.

Comenzamos a recoger hoy, bajo el título Reflexiones sobre Protección las entrevistas que nos concedieron algunas de las más relevantes personalidades relacionadas con el Patrimonio histórico, artístico y cultural de España

img_Fco_Jodar– Alcalde, siete meses después del terremoto que el 11 de mayo sacudió la ciudad de Lorca, causó nueve muertos, incontables destrozos y un daño irreparable a sus gentes ¿cómo esta la ciudad? ¿cómo están sus ciudadanos? ¿y cómo está su alcalde?

A pesar del enorme desastre sufrido, Lorca se quiere levantar de la catástrofe, reconstruir sus casas, intentar volver a la normalidad. Pero nuestros deseos son una cosa y otra muy distinta es la realidad. Las demoliciones se han prolongado durante todo el verano y el mes de septiembre. Miles de lorquinos siguen fuera de sus casas, viviendo con familiares, en segundas residencias o en pisos de alquiler. Las ayudas están tardando en llegar y cada día que pasa se hace más tarde para comenzar a reconstruir la Ciudad del Sol. Pero estamos sacando fuerzas de donde no las hay para afrontar esta difícil tarea, porque Lorca tiene que volver a ser lo que era: una ciudad hermosa, amable, turística y cultural.

– Tengo la sensación de que las imágenes de televisión, los reportajes de prensa, todo lo que nos cuentan, no alcanzan a dar la medida de la tragedia en toda su dimensión. Desde la frialdad de los números ¿se sabe ya a cuánto ascienden –sabiendo que no hay, desde luego, tasación para las vidas humanas- las pérdidas materiales padecidas; y cuándo volverá a ser Lorca esa ciudad moderna por más que histórica y turística por su riqueza en patrimonio artístico y cultural, que era hasta la mañana del 11 de mayo?

Hay algo que se ha olvidado más allá de los límites de Lorca: que el terremoto ha afectado a todo el casco urbano y barrios de Lorca. No podemos hablar de una determinada zona dañada, puesto que en mayor o menor medida todas los están. Las cifras hablan por sí solas: hay daños en casi 24.000 viviendas de las 33.000 que conforman el casco urbano de Lorca, es decir, más del 72%. Han sido demolidas porque presentaban un estado de ruina 1.164 viviendas, en las que habitaban más de 3.000 personas que se han quedado en las calle. Y en cuanto al patrimonio cultural, solo hay que dar un dato: el centro de Lorca no cuenta actualmente con una sola iglesia accesible, de todas las que conformaban el riquísimo legado cultural de Lorca. Para la recuperación de la ciudad, a través del “Plan Lorca” que fue debatido en el Congreso, os marcamos un plazo de 4 años para que Lorca estuviera en 2015 como le hubiera correspondido si no hubiera sucedido esta catástrofe. Pero para ello es necesario mucha ayuda y un gran deseo de aunar esfuerzos por Lorca.

– Supongo que es difícil para el máximo responsable municipal señalar algo así, pero, a Francisco Jódar ¿cuál ha sido el daño que más le ha dolido íntimamente?

Podría hablar de cualquiera de los monumentos que conforman el patrimonio artístico de Lorca, hacerlo de centros educativos o sanitarios. Sin embargo, hay imágenes que realmente dañan la vista por lo que suponen, como el Barrio de La Viña, en el que las manzanas que antes ocupaban centenares de viviendas son ahora solares vacíos y sus vecinos se han tenido que marchar. Creo que esos daños son los que más oprimen el corazón de los lorquinos a día de hoy.

– ¿Cuáles son los ejemplos del patrimonio histórico y cultural de Lorca que han resultado más dañados y costará más recuperar de nuevo? ¿Se ha perdido alguno de ellos definitivamente?

Hablar de los daños causados es hacerlo de todo el patrimonio cultural: Convento de la Virgen de las Huertas cuya torre cayó en directo en las televisiones, al igual que el campanario de San Diego; de San Francisco, Santo Domingo, San Cristóbal o El Carmen, sedes religiosas de las cofradías de la Semana Santa de Lorca; del Castillo, el Porche de San Antonio o el Palacio de Guevara; de la Iglesia de Santiago, que ahora duerme al raso ya que su nave central se precipitó contra el suelo. Los daños en el patrimonio cultural lorquino están cuantificados en 51 millones de euros. Se puede recuperar este incalculable legado histórico y artístico, pero para ello necesitamos una ayuda que todavía no ha llegado. Distintos organismos y fundaciones se han comprometido a arreglar algunos de estos monumentos, pero otros, casi cinco meses después de la catástrofe, están prácticamente igual que el día 12 de mayo. Y cada día que pasa, la recuperación de la Lorca monumental está un poco más lejos.

– Da la sensación de que, inmediatamente después del terremoto, se produjo un tsunami, el de la solidaridad de la propia Región de Murcia, del Gobierno de España, de asociaciones e instituciones públicas y privadas… Pero que una vez que se desvían los focos y las cámaras, hay mucha promesa y no tanta realidad. ¿Ha ocurrido así, se siente sola Lorca?

Hay quien dijo que “no se escatimarían esfuerzos con Lorca”. Pues bien, esa frase, como muchas otras han caído en saco roto. Lo que eran buenas intenciones en los primeros días se han convertido en  papeleos, trabas, retrasos burocráticos, Y cuando una persona se ha quedado sin casa no se pueden retrasar tanto y tanto las ayudas. Es cierto que Lorca sigue contando con buenos amigos, que Ayuntamiento y Comunidad estamos constantemente buscando cómo solucionar el problema, que el apoyo y la solidaridad de la gente nos está sorprendiendo hasta la emoción. Pero según los especialistas, los terremotos de Lorca han sido la mayor catástrofe urbana en España desde la Guerra Civil, y el mayor desastre europeo desde los terremotos de L´Aquila. Y no creo que ni la repercusión ni las ayudas estén a la altura de una tragedia de esta magnitud.

– La Asociación para la Seguridad del Patrimonio Histórico PROTECTURI ha concedido a la ciudad de Lorca, en su persona, el Premio ESPERANZA de su II Congreso, celebrado en Barcelona. Está claro que un terremoto de la magnitud del que devastó su ciudad es un fenómeno ante el que no cabe mayor defensa; pero, a partir de hoy, a partir de ahora, ¿Qué se puede hacer, que podemos hacer desde cualquier parte para ayudarles a recuperar y lucir de nuevo el patrimonio histórico, artístico y cultural de Lorca?

Como decía antes, por suerte Lorca cuenta con muchos amigos que estáis demostrando que no nos vais a dejar solos en los momentos más difíciles. Porque Lorca ahora necesita todos los apoyos necesarios y que desde todos los lugares sigáis recordando lo que pasó en Lorca y el sufrimiento que vive la Ciudad del Sol. Haced que nuestro problema sea visible donde ya no lo es. Hablad de Lorca, que se conozca Lorca, que nadie pueda apartar su mirada de Lorca, a pesar de que le pueda hacer daño. Ayudadnos a que no se olvide lo que pasó en esta ciudad el 11 de mayo, y así conseguiremos que vuelva  a amanecer sobre Lorca y que Lorca se vuelva a levantar.