25 junio, 2014

España entrega a Colombia 700 piezas arqueológicas valoradas en cinco millones de euros

piezas-colombia

España ha entregado al Gobierno de Colombia 691 piezas arqueológicas de arte precolombino de 3.000 años de antigüedad, que fueron arrebatadas a una banda de narcotraficantes tras una investigación de la Policía Nacional iniciada hace más de diez años.

«Esta colección está valorada en torno a cinco millones de euros por su significado y por la rareza de algunas obras», ha anunciado el director general de la Policía, Ignacio Cosidó. Según ha explicado, la Policía comenzó a investigar a un grupo de narcotraficantes que operaba en España y en el que había varios ciudadanos colombianos implicados. Así arrancaba la «operación Florencia», centrada en un presunto delito de blanqueo de capitales y que tres años después llevó a los investigadores a realizar un registro en un domicilio en Madrid.

A su llegada, los agentes de la Policía Judicial se encontraron con centenares de obras de arte por lo que se solicitó la colaboración de la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional. Fue entonces cuando se descubrió una trama de compra y venta ilícita de obras de arte. Ante la aparente calidad de las mismas se solicitó colaboración al Ministerio de Cultura y se decidió que se custodiasen en el Museo de América, donde se comprobó que eran piezas de calidad. «Más del 95% son auténticas, en su mayoría es material de cerámica», ha precisado Cosidó.

«Un museo que vuelve a Colombia»

Sin embargo, la colección no ha sido recuperada al completo ya que estaba compuesta por más de 800 piezas. Por ello Cosidó ha garantizado que la Policía seguirá trabajando hasta recuperar todas. «Es un día muy importante para Colombia y para la cultura», ha dicho el embajador de Colombia en España, Fernando Carrillo Pérez, quien ha destacado que la globalización ha derivado en «males globales» como la internacionalización del crimen organizado, pero también «bienes globales» como la cooperación policial y judicial entre los distintos países.

Ha descrito las piezas devueltas como «un museo que vuelve a Colombia» y por ello ha manifestado su gratitud a todas las instituciones implicadas. «Ojalá se organice una gran exposición con todos los honores», ha deseado al tiempo que ha enfatizado al decir que quienes habían robado estas piezas «sabían perfectamente lo que tenían».

Por EP en ABC.