14 julio, 2015

El pórtico de la Gloria se alzó sobre una fachada románica

cultura

Los trabajos de restauración del pórtico de la Gloria están sacando a la luz una parte de la historia de la catedral compostelana hasta ahora desconocida. En los estudios sobre el monumento han hallado evidencias arquitectónicas que confirman la existencia de una fachada románica previa a la obra del Maestro Mateo, según explicó el coordinador científico del Programa Catedral, Francisco Prado-Villar, en el marco de un simposio internacional organizado por la Fundación Barrié.

«Mayoritariamente se defendía hasta ahora que el Maestro Mateo había terminado una catedral e intervenido en una fachada en la que no había nada antes y se descartaba la versión recogida por el Códice Calixtino que, alrededor del 1140 describe en su guía del peregrino esta fachada anterior en la que figuran esculturas de la transfiguración», explica Prado-Villar. «Se creía que esta descripción era un poco fantasiosa y que no había una construcción ahí, puesto que no existían evidencias de que hubiera una fachada occidental románica antes del pórtico ni se habían identificado restos escultóricos», añade.

Sin embargo, todos los estudios estructurales confirman ahora, desde diferentes puntos de vista, que el nártex entero del macizo occidental está remodelando una estructura anterior, sobre la que se sustentó posteriormente parte de la obra del Maestro Mateo. Se han detectado reutilizaciones de muros que corresponderían a una fachada «medianamente acabada» que podría ser muy parecida en su planimetría a la de Praterías, similar a la descripción del Códice, que habría sido construida entre los años 1105 y 1115.

Reforzando las evidencias arquitectónicas halladas, Francisco Prado-Villar ha indagado en las evidencias histórico-artísticas, identificando varias de las esculturas que formaban parte de esa fachada de la transfiguración previa a Mateo y que al desmontarse fueron algunas de ellas reutilizadas en la fachada de Praterías de la propia basílica.

Una catedral real

Además, Prado-Villar, ha estudiado el significado político de la fachada mateana, que junto con el simbolismo teológico que encierra, fue concebida para convertir el templo de peregrinaciones en una catedral real, con un escenario privilegiado para la celebración de grandes ceremonias de la monarquía, como coronaciones o investiduras de caballeros.
La intervención empezará en el 2016

La intervención directa sobre la obra no comenzará hasta el próximo año, una vez finalizados los trabajos de investigación y de estudio, tal y como confirmó Ana Laborde Marqueze, conservadora-restauradora del Instituto de Patrimonio Cultural de España, quien también participó en el simposio sobre el pórtico de la Gloria en Santiago acompañada por la investigadora y conservadora Marta Gómez Ubierna. Laborde Marqueze señaló que se prevé que la intervención directa durará un año y medio de trabajo, aunque los tiempos «son flexibles». «Está en una situación crítica, especialmente en la zona meridional más sur, en donde ha incidido más la humedad, y es urgente empezar a intervenir», explicó.

Por P. Calveiro en La Voz de Galicia