13 septiembre, 2010

El Museo de la Evolución dispondrá de una propuesta de talleres educativos a final de mes (El correo de Burgos)

El equipo de didáctica del MEH trabaja a contrarreloj para desarrollar actividades que impartirán los monitores y para la que se espera una importante demanda con el inicio del curso escolar.

El efecto llamada de la apertura del Museo de la Evolución Humana y la campaña desarrollada en otras comunidades sobre la propia instalación ha tenido una gran repercusión y como hemos sabido estos días se suman números de récord. 78.000 personas han pasado por la instalación hasta el 31 de agosto y las visitas al yacimiento, gracias a los servicios de lanzadera, se han incrementado en agosto un 46% respecto al mismo mes del año pasado.

Con el inicio del nuevo curso se espera una nueva avalancha: los colegios y sus alumnos que quieran visitar, dentro de su programación escolar un centro didáctico que explica no sólo el origen del hombre sino cómo desarrollar la investigación. Las ventajas para asignaturas como Conocimiento del Medio son claras al visitar este museo que, al contar con interactivos, permitirá a los alumnos disfrutar de una clase de ciencias más real.

«El boom de la apertura del Museo ha sido mediático y ha tenido sus consecuencias en la visita de turistas y, por consiguiente, ahora se espera la misma demanda entre los centros escolares», afirma la coordinadora general del Museo de la Evolución Humana, Aurora Martín.

La dirección del Museo trabaja en esta línea en la que el responsable de Didáctica, Rodrigo Alonso, está «haciendo un esfuerzo para conseguir que tengamos propuestas interesantes y de calidad, porque en todo el Museo se va a buscar la excelencia», afirma Martín. De esta manera el equipo espera contar con una propuesta de visitas-talleres para escolares en unos 15 días o, como muy tarde en 20. Una vez que se aprueben se dará salida a la demanda. «En principio se atenderá la demanda de Burgos y provincia y de Castilla y León y, posteriormente, del resto de centros de toda España», afirma la coordinadora general del Museo que reconoce que «estamos trabajando mucho y haciendo un gran esfuerzo para tenerlo listo cuanto antes».

Por el momento se prefiere ahondar en la calidad más que en la cantidad. «Preferimos tener dos buenos talleres, de relevancia, únicos que sólo se puedan hacer aquí que tener seis generales. Tenemos que ir creciendo progresivamente con el marchamo de calidad que todo el proyecto Atapuerca-Museo atesora», afirma Martín.

Conocimiento accesible
La filosofía tanto en los talleres, que impartirán los monitores del Museo, como en las exposiciones temporales, de las que las primeras ya se están perfilando, como de las jornadas, conferencias y actividades lúdicas será la de ser un agente de socialización de la ciencia, especialmente la paleontología. «El Cenieh es un centro puntero en investigación científica, nosotros tenemos que ser capaces de hacer accesible esa ciencia que allí y que en Atapuerca y en evolución humana se hace al público general. Tenemos que ser abanderados en cuestiones pedagógicas, didácticas y de difusión», aclara.

En este sentido uno de los elementos que desde su concepción acompaña al Museo y que se busca materializar ahora, es la actualización de contenidos. «Cada nuevo descubrimiento significa una nueva hipótesis y quizás borra las planteadas hasta ese momento. Nosotros tenemos que ser punteros en saber comunicar esos cambios al público general», continua Martín.

En este sentido cabe destacar que ya se están perfilando las primeras exposiciones temporales. La primera se decidirá por analizar el proceso de concepción del Museo de la Evolución Humana en todas sus fases y se inaugurará hacia finales del mes de septiembre o principios del mes de octubre. Antes de navidades se desarrollará una nueva exposición temporal vinculada al desarrollo de la dieta en la evolución humana. Se trata de una línea de trabajo que desarrolla el equipo de Paleobiología y Sociobiología de Homínidos del Cenieh que dirige Ana Mateos. A ello hay que sumar el anuncio realizado recientemente por la consejera de Cultura, María José Salgueiro, de recorrer la muestra sobre los grabados prehistóricos de Siega Verde (Salamanca) por todos los museos de Castilla y León. Entre ellos el Museo de la Evolución Humana, a escasos metros del nuevo despacho de Manuel Santonja, su descubridor en su época de trabajo en el Museo provincial de Salamanca.

En este sentido existe una estrategia de desarrollo de las actividades temporales con las que el Museo de la Evolución busca entrar en la red de actividades culturales-didácticas-científicas de Burgos y Castilla y León. «De momento en estas actividades nos planteamos centrarnos en todo aquello que se refiere a los contenidos del museo ya sea desarrollando nuevos temas que o están muy científicamente desarrollados o tímidamente bosquejados en el museo. Las conferencias, conciertos y exposiciones temporales serán actividades transversales que nos servirán para unir las diversas temáticas que se desarrollan en el museo», concluye Aurora Martín.