13 febrero, 2012

¿Dónde esconder un mamut?

Los Mossos d’Esquadra han recuperado en sólo cuatro días las piezas sustraídas del Museo del Mamut de Barcelona, en una operación en la que han detenido a una persona como supuesto autor del robo.

mamut2El robo en el Museo del Mamut de Barcelona, fue denunciado públicamente el viernes, 3 de febrero, por los responsables del centro, aunque había ocurrido en la madrugada del sábado al domingo anterior, seis días antes, cuando unos ladrones consiguieron desactivar las alarmas del museo y el sistema de videovigilancia y acceder al interior del local.

Según los responsables del Museo, entre los objetos robados figuraban una veintena de colmillos de marfil de mamut procedentes de Siberia, con un peso aproximado de 50 kilos cada uno, diamantes y oro, valorados en más de un millón de euros.

¿Es posible esconder un mamut?. Difícil ¿verdad? La sensación de que alguien próximo a la institución podría estar vinculado al robo anidó pronto entre los investigadores. Bueno, y entre la prensa y cualquiera que tuviera una mente medianamente lógica, tratándose de un Museo abierto hace tan sólo dos años, sin mayor publicidad y conocimiento por el gran público.

Pero había más datos que hacían que las sospechas recayeran en alguien no ajeno al Museo. El ladrón entró por la puerta principal, sin forzarla, desactivó las alarmas y se llevó las grabaciones de las cámaras de videovigilancia.
mamut1Los colmillos robados pesaban cada uno aproximadamente unos 50 kilos, lo que tuvo que obligar a los ladrones a utilizar una furgoneta y una carretilla. Además, supieron encontrar sin dificultad las llaves de las vitrinas donde se guardaban las piezas de marfil, que es fácil de colocar en el mercado, donde el marfil se cotiza a más de mil euros el kilo. No tocaron, en cambio, ninguno de los esqueletos de mamut del museo.

Demasiado volumen de pistas e indicios. Grande como un mamut. Por eso, en sólo cinco días, los Mossos d’Esquadra detuvieron como presunto autor del robo al exdirector del Museo.

Para facilitar más las cosas a la policía, el presunto ladrón había llegado a avisar al dueño del museo de que robaría, según fuentes cercanas al museo, por un problema laboral entre el exdirector y los propietarios. No, no es fácil ocultar un mamut.

mamut3

rollovers sure beats