23 enero, 2015

Desaparecen 14 obras de arte del Ayuntamiento

ayuntamiento-madrid

El descontrol del Ayuntamiento de Madrid (gobernado por el Partido Popular desde 1991) con su patrimonio artístico se ha agravado recientemente con la pérdida de 14 cuadros, que se suman a las 158 piezas de arte y objetos históricos que figuran en su inventario pero que no ha podido localizar pese a una búsqueda exhaustiva, y al oscuro episodio de la desaparición de una obra pictórica de la Junta de Retiro que provocó una agria polémica entre concejales y altos cargos del PP regional.

En el caso de estas 14 obras, el caso se agrava porque la Intervención General, que es quien denuncia su desaparición en un informe de marzo de 2014 al que ha tenido acceso EL PAÍS, “advierte de la existencia de un hecho supuestamente constitutivo de responsabilidad patrimonial en tanto en cuanto no quede debidamente justificada” su ausencia.

La Intervención cuantifica “una pérdida de al menos 85.938 euros, importe al que asciende el valor histórico con el que figuraban contabilizados” estas obras.

Esos “bienes de carácter artístico” estaban en manos de la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos (Madridec), que quebró y fue liquidada el 31 de diciembre de 2013. El Ayuntamiento asumió entonces sus activos, y fue durante el traspaso de bienes cuando se tuvo noticia de la pérdida. Siete de las obras pertenecían a la sociedad, y estaban valoradas en conjunto en 41.164 euros. Las otras siete (valoradas en 44.774 euros) habían sido cedidas por el Ayuntamiento a la empresa municipal para exhibirlas en sus instalaciones (oficinas, Palacio de Congresos, Caja Mágica, etcétera).

La quiebra de Madridec causó al Ayuntamiento 118 millones de pérdidas. Asumió además una minoración patrimonial de 86,6 millones, fundamentalmente por la caída de valor contable de sus infraestructuras, pero también por la desaparición de esos 14 bienes.

El patrimonio histórico-artístico del Ayuntamiento consta de 6.708 objetos, valorados en 46,6 millones (precio que se les dio cuando entraron en el inventario y que no es el actual). De ellos, 1.179 (valorados en 11 millones) deberían estar en dependencias municipales. La última actualización del inventario concluyó, pese a una búsqueda exhaustiva, que faltaban 158 piezas, que según adelantó EL PAÍS se dieron por perdidas. Su valor total sumaba 620.500 euros, aunque la valoración es orientativa. Incluía desde oleos del siglo XVII a muebles, jarrones y relojes históricos, alfombras, candelabros, etcétera.

Fuera del inventario también se registró la desaparición de una obra de Antonio de Felipe, valorada en 12.000 euros, de la Junta de Retiro. Tras informar de ello EL PAÍS, fue enviada de forma anónima y en mal estado a esta redacción. El episodio, investigado por la justicia, llevó a la presidenta del PP regional, Esperanza Aguirre, a intervenir ante el cruce de acusaciones entre concejales y altos cargos sobre su supuesta responsabilidad en la desaparición.

Antes de su quiebra, Madridec subastó 76 obras de arte para enjugar sus pérdidas. En junio de 2013 logró colocar 26 de las 51 piezas que sacó a subasta, e ingresó 322.500 euros. En noviembre subastó otras 25 y logró vender cuatro; se embolsó 25.091 euros. Entre los cuadros había obras de Manuel Millares, Antonio Clavé, Antoni Tàpies y José Guerrero.

El concejal socialista Gabriel Calles considera que la alcaldesa, Ana Botella, “tiene una responsabilidad” en la desaparición de estas obras, “por acción o por omisión”. El Grupo Municipal Socialista, que dirige Jaime Lissavetzky, denunció los agujeros en el inventario municipal y ahora pregunta: “¿Dónde están estos cuadros? ¿Se han utilizado como regalos a cargo de los madrileños? ¿Están en casa de alguien que no los piensa devolver?”.

Por Bruno García Gallo en El País.