6 noviembre, 2015

Carta del Presidente de Protecturi

IMG_4769-slider

Montserrat, 5 de noviembre de 2015

Queridos amig@s,

Hace apenas una semana estábamos ultimando los detalles para la inauguración de nuestro V Congreso en la Real Casa de la Moneda. Apenas 48 horas después, la realidad conquistó inapelable un espacio burbujeante de palabras, sonrisas y parabienes.

El V Congreso ha estado repleto de experiencias de las que aprender. De itinerarios que compartir. De conversaciones esclarecedoras. De intercambios prometedores. De discrepancias enriquecedoras. De futuros ampliados. Todos hemos hecho de la suma un bien común. Hemos entendido que el trabajo transversal da frutos insospechados. Por ello, no quería que pasase más tiempo para daros las gracias por vuestra participación y haceros partícipes de unas impresiones que he ido sedimentando en la calma del hogar.

Tenemos que sentirnos muy orgullosos de que una asociación de las dimensiones de Protecturi sea capaz del reto de organizar un encuentro periódico como el Congreso. Pieza a pieza, año tras año, hemos ido fortaleciendo nuestras raíces, robusteciendo nuestro tronco. Cada vez son más los profesionales que podemos acoger bajo nuestra humilde, y tantas veces invisible, copa. Tenemos que sentirnos muy satisfechos de salvar todos los escollos, los internos y los externos, para poner todo el empeño en dar lo mejor de nosotros. Y edición, tras edición, conseguirlo.

Tenemos que sentirnos gratificados de dignificar esta profesión, tanto para los que la desempeñan aislados tantas veces en su centro, como para quienes forman, de alguna manera, parte del sistema de la protección del patrimonio cultural. En esta edición hemos podido comprobar que es mucho más lo que nos une que lo que nos aleja. Que tan sólo tenemos que creer en ello y crear los espacios de interrelación necesarios. No tenemos que caer tras la euforia, en el desaliento de los días y la lejanía.

Tenemos que fijar hitos como la sintonía con el Secretario de Estado de Seguridad, que nos indica que la protección del patrimonio cultural es una actividad compleja que requiere de la suma de los talentos de todos y cada uno de los profesionales. Y que Protecturi, y a quienes representa, tiene un espacio que se ha ido ganando día tras día. O como el futuro reglamento de seguridad privada, que supondrá un salto cualitativo para la protección del patrimonio cultural. Tanto por el concepto de “sujetos obligados” como por las “medidas de seguridad obligatorias” a adoptar.

Tenemos que fijar el rumbo. Trabajar por los estándares que nos facilitarán la labor cotidiana y que nos proporcionarán el tiempo necesario para seguir innovando en aquellos ámbitos en los que Protecturi tiene mucho recorrido.

Para finalizar retomo los conceptos que ponencia tras ponencia, como si de un mantra se tratase, han sido invocados por profesionales de disciplinas que desde el viernes sabemos que son afines y colaboradoras de la nuestra: equipo, multidisciplinariedad, red, comunicación, intercambio, confianza. Ahora sólo toca incorporarlos a nuestros planes de acción diarios.

Y agradecer a todos los que se han dejado la piel para que este Congreso haya sido una realidad brillante y entusiasta.

Un fuerte abrazo.
Jesús Alcantarilla Díaz
Socio de Protecturi.