26 noviembre, 2014

Botella monta una lección de catequesis de dos millones de euros por encargo de Rouco

catequesis-rouco

“Casi todos los actos que hacemos cada día dependen de los más de 20 siglos de presencia católica en nuestras vidas”, esa es la intención que ha guiado a Isidro Bango Torviso, profesor de historia del arte en la Universidad Autónoma, especialista en románico y prerrománico y comisario de la exposición Arte, cultura y religión, en el Centro Cultural de la Villa Fernán Gómez. El Ayuntamiento de Madrid acoge esta particular visión “de carácter catequético”, en la que se repasan los aspectos más significativos de la historia de la teología católica en un espacio público de un Estado aconfesional (desde 1978). “Pretendo que los visitantes de la exposición se den cuenta de dónde proceden los grandes tópicos de nuestra civilización”, ha destacado el comisario para subrayar los elementos que, a su parecer, son propios de la sociedad española.

Para hacer realidad esta campaña de propaganda católica, se ha contado con el empeño y el apoyo del empresario Juan Miguel Villar Mir, que figura como presidente del comité organizador de la Fundación Madrid Vivo, creada en 2007 para reforzar las actividades de la JMJ. Su presidente, Javier Cremades, apunta a este periódico que esta será la primera de una nueva versión de las Edades del hombre.

“Fue a raíz de la visita del Papa Benedicto XVI, en la que FCC y OHL pagamos el altar de Cuatro Vientos, cuando Rouco nos reunió a un grupo de empresarios, quería que invirtiésemos en la sociedad. Una de las propuestas que hizo en aquella cita fue esta exposición”, explica a El Confidencial, subrayando el deseo del cardenal arzobispo emérito de Madrid.

¿Propaganda o arte sacro?

Durante la rueda de prensa, a pregunta de este diario, explicó que el presupuesto de la muestra asciende a “casi dos millones de euros” y la cifra fue confirmada por la Fundación Madrid Vivo. Villar Mir indicó a El Confidencial que recuperará 500.000 euros en aportación de los patrocinadores. En la sombra del proyecto se encuentra el ex secretario de Estado de Cultura Miguel Ángel Cortés, nombrado vicepresidente del comité. Iglesia, política y empresa, en una exposición de “arte sacro”.

Casi todos los actos que hacemos cada día dependen de los más de 20 siglos de presencia católica en nuestras vidas”, esa es la intención que ha guiado a Isidro Bango Torviso, profesor de historia del arte en la Universidad Autónoma, especialista en románico y prerrománico y comisario de la exposición Arte, cultura y religión, en el Centro Cultural de la Villa Fernán Gómez. El Ayuntamiento de Madrid acoge esta particular visión “de carácter catequético”, en la que se repasan los aspectos más significativos de la historia de la teología católica en un espacio público de un Estado aconfesional (desde 1978). “Pretendo que los visitantes de la exposición se den cuenta de dónde proceden los grandes tópicos de nuestra civilización”, ha destacado el comisario para subrayar los elementos que, a su parecer, son propios de la sociedad española.

Para hacer realidad esta campaña de propaganda católica, se ha contado con el empeño y el apoyo del empresario Juan Miguel Villar Mir, que figura como presidente del comité organizador de la Fundación Madrid Vivo, creada en 2007 para reforzar las actividades de la JMJ. Su presidente, Javier Cremades, apunta a este periódico que esta será la primera de una nueva versión de las Edades del hombre.

“Fue a raíz de la visita del Papa Benedicto XVI, en la que FCC y OHL pagamos el altar de Cuatro Vientos, cuando Rouco nos reunió a un grupo de empresarios, quería que invirtiésemos en la sociedad. Una de las propuestas que hizo en aquella cita fue esta exposición”, explica a El Confidencial, subrayando el deseo del cardenal arzobispo emérito de Madrid.

¿Propaganda o arte sacro?

Durante la rueda de prensa, a pregunta de este diario, explicó que el presupuesto de la muestra asciende a “casi dos millones de euros” y la cifra fue confirmada por la Fundación Madrid Vivo. Villar Mir indicó a El Confidencial que recuperará 500.000 euros en aportación de los patrocinadores. En la sombra del proyecto se encuentra el ex secretario de Estado de Cultura Miguel Ángel Cortés, nombrado vicepresidente del comité. Iglesia, política y empresa, en una exposición de “arte sacro”.

Por Peio H. Riaño en El Confidencial.