18 octubre, 2011

Artistas españoles en alza (El Economista)

Los tasadores de la casa de subastas Christie’s habían valorado la obra en una horquilla que rondaba los dos millones de euros. Pero el pasado 28 de junio, un coleccionista anónimo pagó casi cuatro millones y medio de euros por una obra de Miguel Barceló, Faena de muleta.

torres_blancas_antonio_lopezEl artista mallorquín se convertía en el artista español vivo más cotizado en subasta, un puesto que había ocupado Antonio López desde la adjudicación en subasta de Madrid desde Torres Blancas en 2008 por 1.918.000 euros. Era la única de las grandes obras del manchego que no había salido a subasta. Y batió récords: se convirtió en la obra más cara de un artista español vivo. Pero se esperaba más. Los expertos de Christie’s en Londres habían previsto que el precio final alcanzara los 2,5 millones de euros. Eran otros tiempos.

Dos años después, las cosas están cambiando en el mercado del arte. Que la obra del pintor mallorquín doblara con creces su precio de salida es la mejor prueba.

Superada la crisis que ha contenido el mercado durante los dos últimos años, habrá que esperar a una nueva subasta para que los dos artistas españoles vivos más cotizados midan sus fuerzas en igualdad de condiciones

Interés por los artistas españoles
Las citas de las dos grandes casas de subastas de Londres con el arte español contemporáneo siempre son un buen termómetro para medir el mercado.

Las subastas de este año están confirmando el interés por los artistas españoles, especialmente las vanguardias históricas -Picasso, Miró, Dalí, Juan Gris-, valores seguros para Sotheby’s y Christie’s. Y cada vez más los artistas de posguerra y contemporáneos. Se mantiene el ranking de los artistas nacionales más cotizados y se consolida el interés entre los coleccionistas extranjeros en los grandes autores españoles. Y si crece la demanda, aumenta el precio.

A los grandes -Chillida, Barceló, Tàpies, Saura y López- se están incorporando nombres como José Guerrero, Juan Muñoz; y artistas vivos como Jaume Plensa, José María Sicilia, Juan Uslé, Cristina Iglesias o Martín Chirino.

Pero también podrían estar Luis Gordillo, Antoni Muntadas, Miralda y Santiago Sierra.

El ranking internacional
El precio que alcanza la obra en el mercado marca el lugar en el ranking. También de su proyección internacional. Parecen datos objetivos, pero en realidad no lo son tanto. La listas de ‘los mejor pagados’ la imponen los coleccionistas, es decir, los mercados. Es una explicación a la escasa presencia de artistas españoles vivos entre los más vendedores: los grandes coleccionistas son extranjeros.

Aunque los que mueven los hilos son las galerías. Si un autor tiene representación de prestigio internacional acaban copando las galerías de arte más importantes y protagonizando las grandes subastas, incluso aseguran su presencia en los museos.

Con todos estos ingredientes, la lista de los autores españoles vivos más cotizados se va llenando con nombres como Carmen Laffón, Eduardo Arroyo, Rafael Canogar, Luis Feito y Juan Genovés.

El listón del millón de euros

De momento, nadie sigue la estela de Antonio López, Barceló y Tàpies en la lista de ‘artistas españoles vivos del millón de euros’.

En la pintura de Antonio López, hiperrealista, intimista, que se mueve entre lo cotidiano y la ensoñación surrealista, el tiempo juega a su favor y en su contra. Sus tempos hacen crecer la cotización, pero pueden pasar años para que circulen obras de peso. De momento, la próxima muestra -quién sabe cuándo- será en Marlborough.

La atracción que ejerce en el mercado del arte internacional Miquel Barceló ya ha pasado a la historia, pero aún está lejos de las cifras de algunos de los artistas coetáneos que reinan en las galerías internacionales. Y, por supuesto, de los autores españoles de vanguardia histórica como Picasso, Miró o Dalí.

Con Faena de muleta, un óleo vigoroso, casi escultórico, un hipnótico agujero de luz en tonos ocres que recrea un ruedo convertido en vorágine, en espiral, ha puesto el listón muy alto. Es la obra de mayor tamaño (160×196 cm) y la más importante de las subastadas de la serie de tauromaquia.

No fue la única obra del mallorquín en la subasta, España económica (1990), concebida por el artista como una reflexión sobre su tierra natal, se vendió por 509.112 euros) y Materia damunt tela i collage paper de Tàpies alcanzó los 562.556 euros. Y el pasado 29 de junio, la casa Sotheby’s de Londres subastó El muletero, otra de las obras de la serie tauromaquia del mallorquín, por 2.597.612 euros.

Su proyección internacional no tiene igual. En 2004 expuso en el museo del Louvre las acuarelas originales que creó para ilustrar la Divina Comedia, de Dante, y se convirtió en el primer artista contemporáneo vivo que exponía en el museo parisino.

Prestigio internacional y volumen de obra
Y mientras Tàpies batía su propio récord en febrero de 2010 con Blanc amb signe vermellós en subasta en Christie’s -doblando el precio inicial de salida-, Manolo Valdés, el artista valenciano afincado en Nueva York, sigue creciendo en el mercado internacional. Habitual de Christie’s, Valdés es considerado por la casa “uno de los creadores españoles de mayor prestigio”, del que destacan su “técnica impecable”.

A la proyección internacional se suma el volumen de obra, o la disponibilidad en el mercado. Precisamente, la obra del pintor, escultor y grabador Eduardo Arroyo está también en el punto de mira de los inversores, debido en parte a su edad y la menor producción artística que ha realizado en los últimos años. Como la obra de la sevillana Laffón, que rara vez se encuentra en subasta. Eso sí, cuando se pone a la venta, se convierte en foco de atención de coleccionistas de arte.

Arte, cuestión de moda
A pesar de que el mercado de las obras artísticas no es una ciencia exacta, la relación entre la oferta y la demanda imponen su lógica y marcan el caché del autor.

No obstante, hay que tener en cuenta que en el ámbito de las obras de arte, también afecta, en cierto grado, una cuota de capricho o de moda que impere en el momento. Y junto a coleccionistas y galerías, tanto críticos, como medios especializados juegan un papel importante a la hora de ayudar a fijar el precio de las creaciones de un artista.

A falta de otras herramientas e instrumentos de medición, la cotización de las obras de arte se considera una medida de cálculo; en este caso, la casa de subastas Christie´s marca el ranking de los artistas españoles que se encuentran más valorados en el mercado, lista de la cual destaca ampliamente el pintor y ceramista mallorquín Miquel Barceló, gracias a Faena de Muletas.

Las obras más cotizadas

1. Miquel Barceló (‘Faena de muletas’, 1990); 4.400.507 euros.

2. Antonio López (‘Madrid desde Torres Blancas’, 1976-1982); 1.917.837 euros.

3. Antoni Tàpies (‘Blanc amb sgne vermellós’, 1963) 1.144.220 euros.

4. Manolo Valdés (‘Matisse como pretexto’, 1988) 505.000 euros.

5. Juan Uslé (‘Nudo suelto’, 2000-2001) 193.000 euros.

6. Martín Chirino (‘Lady Lazarus, homenaje a Sylvia Plath’, 1968-1969) 157.000 eur

7. Jaume Plensa (‘Tatoo IV’, 2004) 99.400 euros.

8. Luis Feito (‘Nº 133’, 1959) 73.000 euros.

9. Cristina Iglesias (Sin título, 1986) 34.600 euros.

10. Pellu Irazu (Sin título, 1987) 16.800 euros.