11 abril, 2014

Artesanía medieval en la Puerta de la Justicia de la Alhambra

puerta-alhambra

La Puerta de la Justicia, una de las que tiene mayor poder simbólico en la Alhambra de Granada, está resultando ser una fuente de descubrimientos históricos. En el espacio, que se está restaurando desde el pasado octubre, Un equipo multidisciplinar está plasmando en sus estudios los detalles decorativos nazaríes y las técnicas artesanales que han sorprendido gratamente al departamento de restauración del patronato que lo rige. Los trabajadores han hallado una especie de taracea pero elaborada con mármol y pizarra, realizada con algunas técnicas originales y únicas en el mundo.

La de la Justicia es la puerta más monumental de las cuatro exteriores que tiene el recinto amurallado y fue construida por el sultán Yusuf I en 1348. La mano representada en la clave del gran arco exterior y la llave reproducida encima del interior son símbolos islámicos que contrastan con la figura gótica de la Virgen y el Niño que fue colocada por orden de los Reyes Católicos.

La intervención en este caso se ha centrado en la fachada interior –columnas, arco, lienzo de piedra, paramentos con pintura mural, etc.— y la fachada exterior, que se ha detenido en los elementos de piedra y pintura mural que simula ladrillo.

La directora del patronato, María del Mar Villafranca, supervisó esta semana las tareas de restauración, en fase final, y ha destacado que hayan sacado “a la luz” materiales y colores que estaban ocultos. Con un coste de 47.133 euros, la intervención ha permitido a los profesionales entrar en contacto con piezas únicas trabajadas con “mucha delicadeza” que desvelan la existencia en la edad media de “unas técnicas artesanales exquisitas y refinadas” en epigrafías, lazos vegetales, etc.

Francisco Lamolda, arquitecto conservador del patronato, detalló cómo después de eliminar la capa de barro que cubría los sillares “aparecieron sillares distintos cromáticamente” y también la epigrafía de taracea labrada en mármol blanco con incrustaciones de pizarra que, en este momento, está en fase de estudio, pero que demuestra “una gran habilidad técnica a la hora de la fabricación de las piezas de pizarra”. Por ahora es el único ejemplo que con esta técnica se ha documentado en la Alhambra.

Por Valme Cortés en El País.