5 agosto, 2013

Arqueólogos israelíes aseguran que han hallado una ciudad de la época del Rey David

kirbet-qeiyafa--644x362

Se trataría de una villa fortificada del siglo X a. de C.

Son muchos los expertos que dudan de la existencia del Rey David tal y como lo describe la Biblia, o sea un poderoso monarca que unió al pueblo de Israel y derrotó a Goliat, un rey filisteo.

Ahora, según dos arqueólogos israelíes, también hay pruebas fehacientes de que efectivamente David existió y creó ciudades fortificadas en el reino de Judá, ya que creen que las ruinas que han encontrado en la ciudad de Kirbet Qeiyafa, cerca de Jerusalén, pertenecen a esta figura bíblica.

La excavación, que comenzó hace siete años, ha sacado a la luz una ciudad con un muro alrededor y un palacio, pertenecientes al siglo X a. C.

«Si nos fijamos en la Biblia, dice que antes de esa época lo que había en Israel eran comunidades agrarias y que cuando llegó David, comenzó a construir una sociedad urbana, creando ciudades y centros burocráticos», comentó a ABC el arqueólogo de la Universidad Hebrea de Jerusalén Yossi Garfinkel, que ha dirigido la excavación junto con Saar Ganor, de la Autoridad de Antigüedades Israelí.

«Los datos arqueólogicos que tenemos es que efectivamente antes de ese siglo había pueblos pequeños aislados unos de otros, pero a partir del siglo X, cuando reina el Rey David, comienza la construcción y unificación del reino de Judá», explicó Garfinkel.

A pesar de que otros colegas de profesión han puesto en duda el hallazgo, ya que no hay ninguna prueba física que demuestre que la cuidad y el palacio pertenecían al Rey David, Garfinkel asegura que el plano urbanístico de la ciudad es el mismo que el de otras ciudades que se construyeron unos 300 años más tarde y que forman parte del reino de Judá.

Construcción de ciudades

«Cuando David llegó al poder, lo primero que hizo fue comenzar a unificar y a construir ciudadelas y ahora por fin tenemos una de estas ciudades fortificadas con el edificio burocrático incluido. Es más que probable que el mismo rey fuese de vez en cuando a controlar lo que pasaba en la ciudad», dijo el profesor.

Otra prueba que ha encontrado el equipo de arqueólogos son miles de huesos de animales, pero ninguno de cerdo.

«Los filisteos y los cananeos comían cerdo, mientras que los israelitas de Judá no lo hacían por que va en contra de la ley judía, así que esto también demuestra que esta fortificación era judea», señaló Garfinkel.

El arqueólogo no ha sido el primero en asegurar haber encontrado una ciudad y un palacio perteneciente a la época del Rey David. En 2005, la arqueóloga Eilat Mazar generó una intensa polémica cuando aseguró haber encontrado el mismísimo palacio del Rey David en Jerusalén, aunque la mayoría de la comunidad científica desdeñó su hallazgo, incluido el propio Garfinkel.

Por Susana Mendoza para ABC