4 noviembre, 2016

Un terremoto destruye la Basílica de san Benito de Nursia, Italia

img_20161030_091706

Un fuerte terremoto ha sacudido Nursia (Italia) esta mañana, destruyendo la basílica de san Benito, el lugar de nacimiento de uno de los fundadores de la civilización occidental. Ha habido graves daños, y los monjes atienden a los moribundos en la ciudad.

El terremoto, de 6,6 en la escala Richter, asoló el centro de Italia aproximadamente a las 7:40 de la mañana, hora local. El epicentro se ha localizado cerca de Pie del Colle, una población a 8 km de la ciudad de Nursia. El seísmo se sintió con fuerza en Roma y el Vaticano, cuyos edificios oscilaron durante cerca de un minuto. Se sintió también en lugares tan lejanos como Bolzano, cerca de la frontera con Austria.

La catedral de Nursia, que se alzaba a pocos metros de la Basílica, también ha quedado destruída.

El ayuntamiento de la ciudad, justo enfrente de la Basílica de san Benito en la plaza principal, también ha sufrido graves daños.

Los asustados habitantes se congregaron en la plaza mayor de Nursia, mientras los bomberos ayudaban a las monjas clarisas de clausura a salir de su convento.

El terremoto tiene lugar casi dos meses después del fuerte seísmo que destruyó varias ciudades del centro de Italia y mató a unas 300 personas.

Informan los monjes benedictinos

Después del seísmo de agosto, y tras las continuas réplicas (la última, de 4,2 en la escala Richter, se había producido anoche), la comunidad se había trasladado a un monasterio improvisado en las montañas alrededor de la ciudad, a unos 3 km de las murallas de la ciudad. Esta mañana, los monjes tuitearon que la basílica había quedado arrasada en el último temblor, y que los monjes habían bajado a la ciudad para proporcionar auxilio espiritual a los habitantes.

“Sentimos los temblores y vimos nubes de polvo sobre la ciudad” cuenta a Aleteia uno de los monjes. “Nosotros estamos a salvo. Por favor, recen por las víctimas y por nuestros sacerdotes, que se hayan en la ciudad para dar los últimos sacramentos”.

El padre Benedicto, Subprior del monasterio de Nursia, posteó la noticia en el sitio web de los monjes:

“A las 7:40 de la mañana, un fuerte terremoto afectó a Nursia. Los monjes se encuentran bien, pero nuestros corazones fueron inmediatamente hacia los afectados”.

La Basílica de san Benito, la histórica Iglesia construida en el lugar natal de san Benito, ha quedado totalmente destruida. Que esta imagen sirva para ilustrar la potencia de este terremoto, y la urgencia que los monjes sentimos de buscar a quienes necesitan los sacramentos en este difícil día para Italia”.

Reacciones de los habitantes de Nursia

Ha habido graves daños, pero según uno de los habitantes, “el mayor problema son los ancianos que se niegan a abandonar sus casas. Hay casas destruídas, y seguramente haya muertos. Es demasiado pronto para saberlo”.