7 abril, 2011

Un nuevo sistema para proteger los cuadros en clasificación y almacenaje

No todos los cuadros cuelgan en exposiciones permanentes o temporales. Museos e instituciones públicas y privadas como las que, sin ir más lejos, se encuentran representadas en PROTECTURI, atesoran en sus almacenes buena parte de sus colecciones. Su protección y cuidado es también una de las mayores preocupaciones de los responsables de Seguridad de dichas entidades.

Img_Mampara_01Para su tranquilidad, hay en España quien mira en la misma dirección, como el grupo guipuzcoano Eun, cuyo Departamento de I+D ha desarrollado un sistema de protección y conservación de obras artísticas basado en mamparas deslizantes.

Se trata de un innovador sistema fruto de rigurosos estudios de componentes de desplazamiento. Alta tecnología al servicio del arte mediante sistemas que absorben las vibraciones de movimiento, frenadas y paradas controladas por sistemas de amortiguación, frenos de posicionamiento para la carga y descarga, cierres centralizados de bloqueo automático, cerraduras de seguridad, etc.

Img_Mampara_02“Los sistemas están diseñados para proteger el arte de factores externos, como la luz o el polvo, pero va más allá –explican sus creadores- a través del orden y organización de las piezas, aumentando la capacidad de almacenaje en el mínimo espacio”.

El Museo Reina Sofía de Madrid ya cuenta con un sistema de cajoneras y vitrinas a las que se han incorporado mesas de trabajo y restauración, desarrollado de forma conjunta entre sus expertos y el departamento de I+D de Eun.

El proyecto cuenta con productos personalizados, tales como muebles de dimensiones especiales, que han sido acondicionados con sistemas específicos para proteger las obras de la humedad. Además, se han incorporado cierres de persiana, que aportan un ‘extra’ para la correcta conservación de las obras de arte.

Img_Mampara_03La empresa, con sede en Guipúzcoa, está especializada en sistemas de almacenaje y archivo y cuenta con una línea propia de sistemas de conservación de obras de arte. De hecho, una de sus últimas instalaciones equipadas es el reinaugurado Museo Pablo Serrano de Zaragoza, que ha incorporado sistemas que transforman el concepto de exposición, puesto que los recorridos y visitas guiadas en grupo incluyen ahora los depósitos del museo, abriendo y presentado las diferentes piezas a los visitantes sin necesidad de desplazar o movilizar las obras.

Entre los proyectos que ha llevado a cabo Grupo Eun en el sector del arte destaca su equipamiento en los almacenes de la Fundación Oceanográfica de Guipúzcoa (Aquarium de San Sebastián) y diversos museos arqueológicos. Entre sus últimos proyectos destaca también el sistema desarrollado en el Museo Balenciaga para almacenar y conservar vestidos y prendas de gran valor de este diseñador.