7 abril, 2014

Un millonario angoleño ofrece 44 millones por los 85 cuadros de Miró

Las 85 obras del artista catalán Joan Miró, en manos del Estado luso, han despertado el interés de un millonario angoleño dispuesto a pagar 44 millones de euros por ellas. Una propuesta que tiene como condición la de exponer la colección en la ciudad de Oporto durante los próximos 50 años. A finales de febrero las obras de Miró regresaron a Lisboa después de una subasta fallida en Christie’s de Londres, cancelada por irregularidades en la salida de los cuadros de Portugal. Ahora están depositadas en los cofres de la Caixa Geral de Depósitos (CGD). Recientemente la casa de subastas ha anunciado que será en junio la nueva subasta del acervo.

Mientras el Estado trata de la burocracia para la salida de las obras, esta vez de forma legal, se ha conocido la referida oferta del ciudadano angoleño con orígenes portugueses. La propuesta de Costa Reis fue confirmado por Fernando Alvim, director de la Trienal de Arte de Luanda, y el Ayuntamiento de Oporto ha admitido que existen “negociaciones en marcha”, sin dar más detalles. No es la primera oferta que llega para la adquisición de las obras de Miró, tal y como ha confirmado la entidad que gestiona este patrimonio cultural heredado del BPN, Parvalorem. Durante los últimos años recibió varias ofertas de inversores particulares, aunque la opción de colocarlas en el mercado a través de una subasta acabó por imponerse. El BPN adquirió estas piezas al japonés Kazumasa Katsuta, aunque nunca llegaron a ser expuestas en suelo luso. Tras nacionalizarse el BPN en el 2008, el Estado pasó a tener el control de las mismas.

Gobierno descarta venta a un particular

Horas después de circular la noticia del inversor angoleño en la prensa portuguesa, el ministro de Presidencia y Asuntos Parlamentarios, Luís Marques Guedes, ha recordado que el Ejecutivo tiene «un contrato firmado» con la casa de pujas Christie’s de Londres para realizar esta operación. «Si hubiese empresarios, portugueses, angoleños o de cualquier otra nacionalidad interesados en comprar las piezas para que se queden en Portugal, será una gran noticia. Lo que tienen que hacer es participar en la subasta y ganar», ha insistido el ministro. El Ejecutivo descarta así la opción de vender los cuadros directamente a un inversor particular.

En el contrato con Christie’s se precisa que el precio de venta de estas 85 piezas -todo pinturas, a excepción de una escultura- suma en total cerca de 35 millones de euros.

Por Belén Rodrigo en ABC.