2 julio, 2013

Un Kandinsky, vendido en Londres por 15,7 millones de euros

kandinsky--644x362

Las catorce acuarelas de frutas de Dalí, que salieron ayer a subasta en la capital británica, se dispersaron por vez primera y alcanzaron un montante total de 846.144 euros

La obra «Studie zu Improvisation 3», perteneciente a la famosa serie del pintor ruso Vasili Kandinsky, se subastó anoche en la casa Christie’s de Londres por 13,5 millones de libras (15,7 millones de euros), informa Efe. La puja, que concentró 44 obras impresionistas y modernas, tenía como estrella el Kandinsky, que no consiguió superar el precio máximo estimado por Christie’s de 17 millones de libras (19,8 millones de euros).

Ejecutada en 1909, junto con el resto de pinturas de la conocida serie de improvisaciones, refleja entre lo figurativo y lo abstracto la escena de un caballero que, montado a caballo, llega dispuesto a conquistar una ciudadela. Las «improvisaciones» del pintor ruso constituyen, según los expertos, uno de los mejores ejemplos del paso que la pintura impresionista dio desde lo figurativo hasta llegar a lo abstracto en la Historia del Arte.

Junto a la obra de Kandinsky, que marcó el precio más alto de la velada, destacaba en la puja «La tige de la fleur rouge pousse vers la lune», de Joan Miró, que finalmente no encontró comprador. Otro español, Picasso, marcó uno de los más altos registros de la noche con «Mujer sentada en un sillón» (1960), que se vendió por 6,1 millones de libras (7,1 millones de euros), también por debajo de su precio máximo estimado.

La sesión dejó dos récords para el mercado del arte. «Scène de plage», de Eugène Boudin, se remató en 1,2 millones de libras (1,4 millones de euros), mejor marca para el artista. Lo mismo ocurrió con «Etude de Mlle Pogany», de Constantin Brancusi, vendida por 1,5 millones de libras (1,7 millones de euros).

Siniestras y eróticas acuarelas de Dalí

Por otra parte, ayer también en Londres, pero esta vez en la casa Bonhams salían a subasta catorce acuarelas de Dalí con eróticos motivos frutales, que se separaron por primera vez al ser adquiridas por varios compradores, que pagaron un total de 726.000 libras (846.144 euros).

Definidas como «siniestras y eróticas» por la casa de subastas, las acuarelas de Dalí, realizadas por encargo del editor Jean Schneider en Basilea en 1969 y que se ofrecían por primera vez al público, muestran diferentes frutas humanizadas a través de la mano del pintor, que les otorga movimiento humano y juega con sus formas para insinuar la presencia de órganos sexuales. «Nunca antes han sido vistas en subasta y muestran la capacidad de Dalí para humanizar los objetos, una técnica que muestra su talento para ver cosas en lugares donde nadie más miraba», dijo a Efe William O’Reilly, especialista en arte impresionista de Bonhams.

Ciruelas, melocotones, moras, fresas y otras frutas aparecen en la serie de acuarelas ejerciendo de caballeros medievales o mostrando su interior en escenas en las que, a veces, el pintor español incluye a personajes literarios, como don Quijote.

Estas obras permanecieron siempre en la colección privada de un mismo dueño hasta hoy, cuando finalmente se han separado al ser adquiridas por varios coleccionistas privados internacionales, cuya identidad no se ha revelado.

Pese a que todas partían con un precio de salida de entre 40.000 y 60.000 libras (entre 46.614 y 69.921 euros o entre 62.515 y 93.772 dólares), la puja arrojó resultados dispares entre ellas, y sólo la primera de las obras consiguió superar la estimación máxima. La obra que alcanzó un precio mayor fue «Prunier hâtif», vendida por 91.250 libras (106.396 euros).

Por ABC