8 octubre, 2013

Un galerista de Chicago, encarcelado por vender falsificaciones de Picasso, Dalí y Miró

-El juez ha tenido en cuenta la salud del condenado, de 76 años, para dictar una condena inferior a los cinco años que pedía la acusación

Alan Kass, propietario de una galería de arte de Chicago (EE.UU.), ha sido condenado a seis meses de prisión federal y otros seis de arresto domiciliario por su participación en la venta de falsificaciones de Pablo Picasso, Salvador Dalí y Joan Miró, entre otros.

La Fiscalía del Distrito Norte de Illinois ha informado de que el juez federal Charles Kocoras ha tenido en cuenta los problemas de salud de Kass, de 76 años, para dictar una condena inferior a los cinco años mínimos que pedía la acusación.

«Usted ha manchado el mercado de arte», dijo el juez en la audiencia de la sentencia, que además ordenó al galerista la restitución de 350.000 dólares (258.524 euros) a sus clientes estafados.

Un cómplice de Kass, el también galerista Michael Zabrin, fue sentenciado en 2011 a nueve años de prisión por estafar más de un millón de dólares (738.640 euros) con pinturas falsas a 250 personas. Zabrin estuvo preso en 1992 por un delito similar, pero volvió a vender falsificaciones al salir de la cárcel.

Venta de arte falso

PABLO-PICASSO-THE-FLAUTIST--644x562La venta de arte falso a decenas de clientes quedó en evidencia en 2011 cuando la galería Kass/Meridian, de Chicago, fue investigada junto con distribuidores de arte de Nueva York y Florida. Según lo informado entonces, agentes federales trabajaron desde 2008 con las policías de España y Italia, entre otros países, para desbaratar una organización internacional que vendía grabados y pinturas firmadas supuestamente por Pablo Picasso, Salvador Dalí, Joan Miró, Marc Chagal, Roy Lichtenstein, Andy Wharhol, Keith Haring y Marino Marini.

Las supuestas obras de arte, que eran vendidas en Europa, Estados Unidos, Canadá, Australia y Japón, resultaron ser falsificaciones, copias de originales o grabados y litografías realizados a partir de placas de artistas famosos que se suponía fueron destruidas en su momento. Las falsificaciones eran de muy buena calidad, según las autoridades, y la red estafó a más de mil personas, por un total de cinco millones de dólares (3,6 millones euros).

Dos cómplices de Kass, entre ellos un distribuidor de Nueva York, fueron declarados culpables en juicios separados y aguardan sentencia. Algunas de las falsificaciones vendidas por la galería KMG fueron una edición limitada de «El flautista» de Picasso, los grabados «El descubrimiento de América por Cristóbal Colón», firmado en lápiz supuestamente por Salvador Dalí, y las pinturas «The Cosmic Horseman» y «Lady Godiva», también atribuidos al artista catalán.

Durante el juicio, la Fiscalía afirmó que Kass sabía el origen ilegal de las obras adquiridas y en muchos casos ayudó a falsificar la numeración y otras marcas de identificación para hacer creer que esos cuadros eran parte de una edición limitada.

por EFE, ABC