4 septiembre, 2013

Un ‘constable’ en el armario

John Constable

Una pintura del tamaño de una postal adquirida en una subasta y guardada en un armario durante años ha resultado ser un original del pintor británico John Constable valorado en 250.000 libras (294.000 euros).

El pequeño cuadro, comprado por 30 libras (35 euros) en la ciudad de Canterbury hace una década, representa un paisaje típico del artista del siglo XIX y ha sido descrito como un “objeto perdido” por el hombre que lo halló

Anticuario y experto en falsificaciones, Curtis Dowling ha detallado que su equipo ha pasado unos nueve meses estudiando la pintura después de que su propietario, Rob Darvell, solicitase su ayuda.

El padre de Darvell había comprado la pintura con la sospecha de que podría ser un original debido a una casi desvanecida firma en su parte trasera. “Es una pintura de Constable bastante estándar. Es muy interesante porque es pequeño, algo que nunca hemos visto antes… Realmente es un artículo perdido”, ha declarado Dowling.
Apetecible para el mercado

“Nuestra investigación confirma que ha pasado por varias manos en los últimos años y que nunca ha sido vendido”, ha afirmado este experto, que lo ha calificado de “apetecible” para el mercado.

Nacido en el condado de Suffolk, al este de Inglaterra, Constable es famoso por sus paisajes del valle de Dedham, ahora conocido como Constable Country. Su obra más famosa, ‘El carro de heno’, pintado en 1821, ha sido reproducido en millones de impresiones que cuelgan en las paredes de todo el mundo.

El pasado mes de mayo el museo Tate Britain compró ‘Catedral de Salisbury desde la pradera’ por 23,1 millones de libras (27,1 millones de euros), convirtiéndola en una de las pinturas británicas más caras.

En julio de 2012 el cuadro ‘La esclusa’, una de las joyas de la colección privada de Carmen Thyssen, fue vendido por 22,4 millones de libras (27,89 millones de euros) en una subasta en la sala Christie’s de Londres, en una operación con la que la baronesa pretendía obtener “liquidez”.
Depositado en un banco

Dowling ha descrito la pintura como pequeña y “no en las mejores condiciones”. En ella pueden verse árboles, campos de cultivo, varios caballos y la figura de un hombre.

El especialista ha confirmado que su equipo llevó a cabo diversas pruebas técnicas, investigó su pasado y mantuvo conversaciones con expertos en arte, algunos de los cuales rechazaron pronunciarse, para llegar hasta los orígenes de la pieza. Ésta fue en origen propiedad del suegro de Constable y permaneció en Suffolk para luego llegar a Kent antes de cambiar de manos.

“Sabíamos que era compatible con el período [creativo de Constable]. La procedencia nos llevó a la conclusión, junto a los demás detalles, de que estamos viendo exactamente lo que pensábamos que era”, ha admitido.

Dowling, quien dio a conocer a Darvell el valor estimado de la pintura en la televisión, ha señalado que es probable que ésta divida el mundo del arte. “Cada vez que un elemento se descubre hay dos bandos: el que acepta todo el trabajo [de investigación] que se ha hecho y otro que va a ser escéptico”.

De momento el cuadro se encuentra depositado en un banco, aunque será exhibido al público antes de que Darvell decida qué hacer con él. “Lo bueno es que hay muchos, muchos más en armarios, desvanes y en cajas del garaje”, ha puesto de manifiesto Dowling. “Estas historias siguen sucediendo”.

Por Reuters en El Mundo.