15 junio, 2015

Ultimátum judicial a la Generalitat para que devuelva a Aragón más de 100 obras de arte

generalitat

La titular del juzgado de Primera Instancia número 1 de Huesca, Carmen Aznar, ha ordenado a la Generalitat y al Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) que devuelvan a Aragón las más de cien obras de arte pertenecientes al histórico monasterio de Villanueva de Sijena (Huesca).

El abogado de esta pequeña localidad oscense, Jorge Español, reclamó hace un par de semanas esa ejecución de sentencia para forzar a Cataluña a que entregue dichas piezas, que la Generalitat y el MNAC adquirieron en varias tandas entre los años 1983 y 1994. Las compraron a la orden religiosa a la que pertenece el monasterio, las monjas sanjuanistas, pero el juzgado de Huesca sentenció el pasado abril que se trató de una compraventa nula, por ilegal: no se cumplieron requisitos esenciales, como la solicitud y obtención de autorizaciones civiles y eclesiásticas para llevar a cabo esa transmisión; y, además y fundamentalmente, no podían venderse porque esas piezas formaban parte inescindible de un conjunto unitario, el monasterio, que estaba protegido en su integridad —en su arte mueble e inmueble—, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC).

Aunque las autoridades catalanas han recurrido la sentencia, el letrado del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena solicitó hace un par de semanas la ejecución provisional de la sentencia, para que regresen de inmediato al monasterio de Sijena esas más de cien obras de arte que Cataluña adquirió en su día pagando un total de 300.000 euros.

La juez ha considerado procedente la petición y ha dictado la orden de retorno de esas piezas. Marca un plazo de tres meses a las autoridades catalanas para hacer la entrega, no más tarde del próximo 25 de septiembre.

La entrega deberá hacerse bajo la supervisión y tutela de las autoridades aragonesas y, de negarse la Generalitat y el MNAC, se ordenará la intervención de las brigadas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado especializadas en patrimonio histórico.

Las autoridades catalanas tienen ahora un breve plazo de días para poder alegar contra esta orden de ejecución de sentencia, aunque el abogado Jorge Español cree que, de hacerlo, la Generalitat y el MNAC tienen pocas posibilidades de que prospere su negativa a devolver esas piezas.

Esta orden de devolución sobre el tesoro artístico de Sijena se suma a las ecientes sentencias del Tribunal Supremo contra la catalogación hecha por Cataluña en 1999 de otras más de cien obras de arte aragonesas, las conocidas como «bienes de la Franja». Estas sentencias del Supremo, en la práctica, también acaban obligado a la Diócesis de Lérida a devolver esas piezas a la Diócesis oscense de Barbastro-Monzón.

Por R. Pérez en ABC.