21 febrero, 2011

“Tres equis”, precio récord en subasta para una obra de Miquel Barceló (ABC)

“Tres equis”, obra realizada por el pintor Miquel Barceló en 1999 y que forma parte de una serie inspirada por la tauromaquia, logró hoy en Londres un precio récord de venta en subasta para un trabajo del artista mallorquín.

La pieza fue vendida en una subasta de arte de posguerra y arte contemporáneo en la casa Christie’s por 1,2 millones de libras (1,5 millones de euros ó 2 millones de dólares).

En “Tres equis”, parte de una de las series pictóricas más apreciadas del artista mallorquín, el centro de la imagen es el ruedo, que presenta como una piscina de calma engañosa, en medio de la cual aparecen juntos en pequeño tamaño el torero, la muleta y el toro.

Barceló ejecutó el lienzo con un añadido elemento de dramatismo, la fuerza centrífuga que da a las gradas, en la que los espectadores se difuminan para poner toda la fuerza en el centro de la imagen.

La serie fue pintada durante el verano de 1990 por el artista en su estudio de Mallorca después de pasar una larga temporada en África, lo que le permitió ver los rituales propios con otra óptica, con una nueva perspectiva y una fascinación renovada.

Para Barceló, el tema del toreo tiene un componente personal, ya que lo ve como un arte paralelo a su propia vocación, la pintura, y con frecuencia se ha referido a las similitudes entre ambos.

Para él, el lienzo es su propia plaza de toros, el acto de pintar es la corrida, y los trazos pictóricos los pases del torero.

“Me pongo en el medio de la imagen, girando, con los mismos movimientos que un torero. La arena de la plaza está llena de huellas y se convierte en el marco en el que pintar”, dejó escrito en una ocasión el pintor (Felanitx, Mallorca, 1957).

“Al igual que en el toreo, yo creo que uno no pinta con ideas. El proceso de pintar ocurre fuera de las ideas, en contradicción incluso con las ideas, generando ideas”, afirmó.

logo_abc