15 octubre, 2015

Sólo uno de los museos más visitados en España es rentable, ¿sabes cuál es?

El Guernica de Picasso, el Pop Art de Richard Hamilton, las Meninas de Velázquez, La Venus que sonríe de Dalí, la copa orejuda del Barcelona, el Half-A-Room de Yoko Ono y El Campesino de Cézanne fueron los principales artífices que llevaron a los museos donde fueron expuestos en 2014 a ser los más visitados del año en España.

Así, el Museo Nacional de Arte Reina Sofía, el Prado, el Teatro-Museo Dalí, el Museo del Fútbol Club Barcelona, el Guggenheim y el Thyssen-Bornemisza fueron los seis únicos museos que rebasaron el millón de visitantes el año pasado.

De estos seis museos, el Reina Sofía es el museo más dependiente del Estado, el que menos ingresa por actividad propia y, además, cierra con pérdidas. Pero no es el único.

Todos los museos examinados que han facilitado las cifras de gastos e ingresos a este periódico, son insolventes a excepción del Teatro-Museo Dalí cuyo saldo es positivo.

Reina Sofía

El Museo Reina Sofía encabeza el ranking con 2.677.166 visitantes. Sin embargo, coronarse como la institución que más afluencia de público recibió durante el año no fue garantía de éxito en sus cuentas anuales.

El estudio realizado a partir de las cifras de 2014 que el centro de arte publica, pone de manifiesto la total dependencia de la institución respecto a las subvenciones. Sólo así puede afrontar más o menos, el pago de las obligaciones reconocidas, cuyo importe fue de 31.039.542 euros.

Los datos muestran que las transferencias del Estado rozaron los 23 millones de euros, lo que representa el 74,7% del total de los ingresos. En cambio, los derivados de la actividad propia del museo representaron el 25,3%. Esto es, menos de ocho millones, de los cuales poco más de tres fueron por la venta de entradas. Según fuentes del museo «se debe a la amplia política de gratuidad que garantiza el acceso a la cultura cumpliendo así con la misión de promover el conocimiento y el acceso del público al arte moderno y contemporáneo».

A pesar de las ayudas públicas, los ingresos fueron insuficientes y el museo cerró el ejercicio con pérdidas cercanas a los 321.000 euros.

Teatro-Museo Dalí

En el otro lado de la balanza, el Teatro-Museo de Dalí de Figueras. A diferencia del Reina Sofía, Dalí obtuvo unos beneficios de casi cuatro millones de euros y generó unos ingresos propios de 14.928.091, según el informe de económico del museo.

La gestión del museo del artista del surrealismo corresponde a la Fundación Salvador Dalí-Gala. Su gerente, Joan Manuel Sevillano, destaca «la total independencia financiera de la institución», que en 2014 no recibió ningún tipo de subvención pública. También subraya el buen hacer de la Fundación, ya que «la cultura bien gestionada genera riqueza tanto espiritual como material».

El Museo Dalí y el del Barça son los únicos que no recibieron dinero público de la Administración en 2014

Museo del F.C Barcelona

La otra institución independiente de las ayudas de la Administración es el Museo del Fútbol Club Barcelona. Se trata del museo que más dinero generó en 2014 en España por su actividad propia, que radica única y exclusivamente en la venta de entradas.

El triplete conseguido por los culés en 2014 provocó la visita al museo del club de más de 1,5 millones de aficionados, lo que reportó unos ingresos por venta de entradas de 27.000.000 euros, según el responsable de actividades y proyectos del museo, Juan Pedro Fortes. Sobre los gastos del museo, no hay cifras cuantificables ya que se computan junto con todas las del club.

Sin embargo, la forma de gestión cultural de los museos de Dalí y del Barça no ha traspasado fronteras. De los seis museos que gozan con una afluencia superior al millón de visitantes, el Prado, el Guggenheim, el Thyssen y el Reina Sofía perciben ayudas públicas.

27,4 Millones de los ingresos del Museo del Fútbol Club Barcelona fueron única y exclusivamente por la venta de entradas.

El Prado

La institución que exhibe a los grandes pintores europeos recibió más de 8,5 millones de euros en subvenciones el año pasado, lo que supone un 23,6% de los ingresos totales de la pinacoteca. La Comunidad de Madrid aportó 150.000 y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte el resto.

Con ello, los ingresos totales del Prado ascendieron a 36.155.244 euros, de los cuales un 68,6% los generó el museo a través de su propia actividad -venta de entradas, ingresos patrimoniales, patrocinio, cesión de espacios, etc. Sin embargo, ni los ingresos propios en particular ni los totales en general fueron suficientes para afrontar las obligaciones derivadas del gasto anual de 38.070.742 de euros.

Guggenheim

El Guggenheim de Bilbao contó con la exposición Half-A-Wind-Show de Yoko Ono en 2014. El éxito cosechado por la viuda de John Lennon (registró cerca de 614.000 visitas) contribuyó a que la institución superara con holgura los 16 millones de ingresos propios (un 64% del total). Según fuentes del museo, el Gobierno vasco y la Diputación de Vizcaya aportaron conjuntamente 9,5 millones. Subvenciones para hacer frente al gasto de 26.437.795 euros. Aun así, la diferencia entre ingresos y gastos fue de 42.847 euros.
Thyssen-Bornemisza

Por último, el Museo Thyssen logró más de 22 millones de ingresos, de los cuales, un 32,5% es de la venta de entradas y un 11,4% son subvenciones del Estado. Por contra, registró más de 27 millones de gastos con lo que cerró 2014 con un saldo negativo cercano a los cinco millones de euros.

El Reina Sofía tiene más visitas pero menos ingresos

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía ha encontrado la clave del éxito una vez más al lograr, por segundo año consecutivo, ser el museo más visitado del país. A la exposición permanente del Guernica de Pablo Picasso se sumó en 2014 el despliegue de Pop Art de Richard Hamilton. Esta sinergia artística atrajo a 2.677.166 personas pero sólo ingresó tres millones de euros por venta de entradas.

Le sigue el Museo del Prado. Por las salas de la pinacoteca desfilaron más de dos millones y medio de visitantes que contemplaron, entre muchas otras, las obras maestras del Bosco, Goya, el Greco y Velázquez. Esta afluencia de gente reportó más de 15 millones de euros.

Cierra el podio el Teatro-Museo de Dalí. El maestro del surrealismo sedujo a 1.535.070 personas el año pasado.

Y de un icono de Cataluña pasamos a otro que también levanta pasiones. El Fútbol Club Barcelona atrajo a más de un millón y medio de visitantes, aficionado y devotos, según el director del Museo Jordi Penas. La Orejona, o lo que es lo mismo, la Copa de la UEFA Champions League que el Barcelona conquistó en junio de 2014 en Berlín es la joya de la corona.

El Guggenheim de Bilbao sacó partido a la popularidad de Yoko Ono y se situó en mitad del ranking con 1.011.363 visitantes y 7 millones de ingresos por venta de entradas. Una cifra similar se acercó al Thyssen-Bornemisza para contemplar a Van Gogh, al Greco y Cézanne, entre otros.

En la parte baja de la tabla: el museo del Real Madrid con un millón exacto de visitantes como informó su Presidente a los socios en septiembre. Por detrás, el Museu d’Història de la Ciutat de Barcelona y el Museu Picasso que se instalaron por encima de los 900.000. Por último, el Museu d’Art Contemporani de Barcelona que rozó los 716.000 visitantes.

Por El Mundo.