23 octubre, 2014

Siete mil LED para Miguel Ángel

led-miguelangel

Los colores originales de Miguel Ángel, sacados a la luz en la restauración de 1994, la más importante del siglo XX, se verán todavía mejor a partir del 31 de octubre, gracias al nuevo sistema de iluminación, compuesto por 7.000 LED ocultos que consumen menos de la mitad de electricidad y eliminan una fuente de calor.

El director de los Museos Vaticanos, Antonio Paolucci, anunció que el proyecto rinde homenaje al 450 aniversario de la muerte de Miguel Ángel y al 20 aniversario de la grandiosa restauración de la Sixtina ejecutada por Gianluigi Colalucci. La elección del 31 de octubre tampoco es casual. En ese día del año 1512 se inauguró la bóveda, mientras que en la misma fecha de 1541 se inauguró el Juicio Final.

Según el director de los Museos Vaticanos, «los 7.000 puntos LED garantizan una luz que no será fría sino equilibrada y difusa, muy adecuada para ver cada una de las obras sin forzar preferencias», una de las anomalías que persisten desde que en 1980 se taparon las ventanas para evitar el deterioro por rayos ultravioleta.

Además de reducir el 60 por ciento del gasto eléctrico y eliminar por completo el aporte térmico, los 7.000 LED tiene la ventaja de estar ocultos y, por ser más direccionales, resaltan justo lo que hay que ver. El proyecto, realizado a lo largo de tres años ha sido patrocinado enteramente por Osram, una empresa puntera en ese sector. En paralelo, la empresa Carrier ha instalado, también gratuitamente, un sistema de filtrado y limpieza del aire que mantiene estable la temperatura y elimina el anhídrido carbónico. El conjunto de mejoras, que han costado tres millones de euros, será presentado el próximo 30 de octubre en el congreso «La Capilla Sixtina veinte años más tarde. Nuevo respiro y nueva luz».

Por Juan Vicente Boo en ABC.