27 enero, 2014

Santiago de Santiago: «España nunca dejó de estar en lo más alto del mundo del arte»

Santiago-de-Santiago

Santiago de Santiago dirige el Museo del Escultor de Madrid, donde el pasado jueves le fue entregado el Premio Torsón de Oro al director de ABC, Bieito Rubido, en una gala que el artista describe como «muy emotiva y llena de personalidades virtuosas». De Santiago (Ávila, 1925) es un artista de ímpetu incansable, que ha recibido distinciones de gran prestigio, como la Cruz Militar con distintivo Blanco de 1ª Clase (1976), la Medalla Oro y Brillantes S.E.K. (1982) y, recientemente, la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.

-¿Qué exhibe actualmente el Museo del Escultor?

-Tenemos unas quinientas esculturas. La visita es muy grata, y arranca muchas vivencias al visitante. También impartimos clases de modelado, de pintura y de Ikebana, el arte floral japonés, que ofrece una maestra japonesa muy ilustrada en la disciplina.

-Precisamente en Japón está centrado uno de sus próximos proyectos.

-Sí, se está celebrando el Año Dual de España-Japón, y voy a hacer una instalación para conmemorarlo. También estoy colaborando en la preparación de una muestra de pintura infantil, y además me estoy preparando para una gran exposición en Japón, al margen del Año Dual, cuya inauguración contará con personajes muy importantes y distinguidos. Será una fecha muy especial, porque así también podré agradecer la entrañable y excelente relación que he mantenido con los embajadores de Japón en España.

-También está trabajando en un busto del Papa, ¿no es así?

-Sí, sí. Me atrae lo notable, y este proyecto es algo muy especial. En un principio iba a ser un busto de Benedicto XVI, pero, como se ha marchado, decidí cambiar el modelo al Papa Francisco. He establecido relaciones con Brasil para que sea mostrada allí con motivo del Mundial de Fútbol.

-Los bustos de la Familia Real habrán sido también proyectos especialmente emotivos…

-Ellos son para mí, y espero que perdonen mi familiaridad, mis compañeros de viaje, me han acompañado en mis exposiciones por todo el mundo. El Príncipe me acompañará en la próxima exposición en Japón, que se inaugurará dependiendo de su agenda, entre otras cosas. Tengo una excelente relación con ellos, y no sólo la Familia Real española, también con la del país nipón, por ejemplo. Hay una anécdota preciosa que viví con la Princesa Michiko. Estábamos en una recepción en El Pardo, y de repente ella se puso a recitar un poema mío. Se lo había aprendido de memoria. Son ese tipo de cosas las que te impulsan a seguir adelante, a seguir creando.

-¿Cómo ve la actualidad del arte de la escultura en España?

-Yo diría que en todas las épocas artísticas, España ha estado en cabeza. Y ahora también. Lo que pasa es que hay etapas más inestables, como esta crisis, y lo que hoy es el sentimiento dominante, puede no serlo mañana. Pero en términos generales, creo que España nunca ha dejado de estar en lo más alto en cuanto a arte.

Por I. Serrano en ABC.