10 junio, 2014

Salvado el mural que Segarra pintó en los 50 para una tienda de Valencia

salvado

“El mural está salvado”, exclamaba aliviado este miércoles Julio López, propietario de la tienda López Criado de Valencia, para la que el artista de Xàbia Juan Bautista Segarra pintó en los años 50 una obra de más de 11 metros de largo que corría el peligro de deteriorarse en el local originario de la calle Pascual i Genís, tras el traslado del negocio a otra parte de la ciudad. Segarra fue destacado discípulo del grabador suizo André Lambert, cuya familia dejó una marcada impronta en Xàbia.

Desde el pasado viernes, técnicos del Instituto de Conservación y Restauración de la Generalitat trabajan para descolgar los tres lienzos de algodón en los que Segarra plasmó la escena de caza que ha decorado durante tres décadas esta céntrica tienda de ropa, ahora en la calle Hernán Cortés, junto a muebles y decoración firmados por Mariano García, artífice de la decoración de varias conocidas series americanas de los 70 y 80.

“Bien pensado, todo ha sido rápido”, valora Julio López, que a finales de febrero inició los contactos para intentar dar una segunda vida al mural, una vez decidido el traslado de la tienda. Contactos con la directora del Instituto de Restauración, Carmen Pérez, el director del Consorcio de Museos de la Generalitat, Felipe Garín, y responsables del Ayuntamiento de Xàbia, que al final han cuajado.

El Ayuntamiento de la ciudad natal de Segarra es propietario de los lienzos, tras firmar López un contrato de cesión a favor de la corporación municipal. Ésta ha asumido también, al parecer los gastos de desmontaje del mural, que la semana próxima será trasladado adecuadamente protegido a las dependencias del instituto para dilucidar quién se hace cargo de la restauración definitiva antes de llevarlo a la localidad de la Marina.

Artículo de Juan Manuel Játiva en El País