19 julio, 2010

Rocían de pintura la escultura de un verraco del s. IV a.C. en Ciudad Rodrigo

El acto se ha considerado como un «atentado al patrimonio».

Uno de los emblemas de la localidad salmantina de Ciudad Rodrigo, un verraco de piedra del siglo IV a.C., ha sido rociado con pintura, motivo por el que las fuerzas de seguridad han iniciado una investigación para dar con el autor o autores de los actos vandálicos.

Los responsables municipales han calificado los hechos como un «atentado al patrimonio» de la localidad. El verraco, ubicado en el entorno de la Plaza del Castillo, junto a la zona de la muralla y al castillo de Enrique II de Trastamara, ha aparecido pintado de colores rojo y rosa. En numerosos puntos del recinto histórico de Ciudad Rodrigo existen cámaras de vigilancia, aunque en esta zona no las hay, según han confirmado hoy a Efe fuentes de la Policía Local.

Esta misma mañana, varios operarios municipales han valorado la restauración de los daños ocasionados y han asegurado a Efe que el trabajo será muy complicado, ya que se trata de una piedra de granito, que absorbe rápidamente la pintura. Se trata de un verraco prerromano incluido en la Ruta de Los Castros y los Verracos de la provincia de Salamanca, que fue descubierto en inmediaciones del río Águeda, a su paso por Ciudad Rodrigo, en el siglo XVII.

logo_abc