20 noviembre, 2017

Recuperadas miles de piezas arqueológicas en una casa de San Fernando (Cádiz)

Recuperadas-arqueologicas-San-Fernando-Cadiz_TINIMA20171117_0105_5

La Guardia Civil de Cádiz ha recuperado miles de piezas arqueológicas de gran valor histórico y patrimonial en el domicilio de un matrimonio de San Fernando (Cádiz) que se dedicaba a venderlas en distintos portales de subastas de Internet, un método con el que en dos años obtuvieron 103.000 euros.

La Guardia Civil de Cádiz ha recuperado miles de piezas arqueológicas de gran valor histórico y patrimonial en el domicilio de un matrimonio de San Fernando (Cádiz) que se dedicaba a venderlas en distintos portales de subastas de Internet, un método con el que en dos años obtuvieron 103.000 euros.

El matrimonio había realizado ya 5.133 operaciones de venta, la mayoría de ellas en el extranjero, aunque tenía en su casa miles de piezas más, que abarcan desde la época fenicia a la Primera República, preparadas para ser vendidas.

El jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, Alfonso Rodríguez, ha explicado hoy en rueda de prensa que esta investigación se originó a raíz de la operación Dupondio, en la que el pasado mes de abril se desmanteló una red de expolio de bienes arqueológicos liderada por un contrabandista de antigüedades de Murcia.

A esta red se le intervinieron 3.000 monedas antiguas y 20.000 piezas arqueológicas.

En el curso de esta investigación se detectó que una mujer de San Fernando podría haber tenido relaciones comerciales con este contrabandista.

Los agentes investigaron a esta mujer, que utilizaba el apodo de Lorec Win en las distintas cuentas que tenía en portales de venta y subasta de obras de arte y arqueológicas, y a su marido y descubrieron que en estos portales la pareja tenía multitud de lotes expuestos, desde monedas y abalorios de origen romano, monedas y objetos domésticos de la época visigoda, monedas de la época andalusí, a diversos lotes correspondientes a varios periodos de los siglos XVII al XIX.

Con el apoyo de técnicos de la Delegación de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía en Cádiz los agentes registraron el domicilio del matrimonio y encontraron varios miles de objetos.

Tantos que en la casa tenían una zona de exposición de piezas, otra de almacén, otra de taller y otra con los ordenadores desde los que hacían las operaciones de venta.

Tenían bastantes kilos de monedas, desde romanas a medievales, 313 botones llaves, abalorios, dedales, anillos, balas, ungüentarios y numerosas vasijas de cerámica, algunas de ellas de procedencia subacuática.

La Guardia Civil ha expuesto hoy una parte de lo intervenido ante los medios de comunicación, antes de entregar todo el material para su depósito en el Museo de Cádiz, que procederá a hacer un inventario y catalogación.

Los responsables del operativo han recordado que cuando un ciudadano encuentra un objeto arqueológico o histórico, algo frecuente en ciudades milenarias como Cádiz, debe notificarlo inmediatamente a las autoridades.

El matrimonio presuntamente implicado en este expolio ha quedado en libertad con cargos por orden del juzgado número 1 de Mulas (Murcia), que instruye estas diligencias ya que parten de la operación Dupondio.

El jefe de la Comandancia de Cádiz ha asegurado que dada la cantidad de material que tenían este matrimonio, sin ninguna vinculación con el sector arqueológico, necesitaba la “colaboración de otras personas”, por lo que, entre otros delitos, se le imputa el de receptación.

Los agentes trataran también de localizar los lotes que ya habían vendido, la mayor parte en el extranjero, aunque reconocen que va a ser “bastante complicado” que estos objetos vuelvan a España.

Artículo original de teinteresa.es