5 diciembre, 2012

Reaparece «El inquisidor», de Velázquez

La nómina de lienzos de Velázquez se incrementa con una firme atribución aportada por Carmen Garrido, conservadora del Museo del Prado, que atribuye «sin dudas» al genio sevillano la autoría de El inquisidor, una tela que habría sido pintada hacia 1628 por el autor de Las Meninas. Ya fue atribuida a Velázquez por primera vez hace casi 80 años, aunque sin el aparato técnico y científico que ahora lo corrobora. Se trata de una obra de juventud en la que Velázquez retrató a Sebastián García de la Huerta, secretario de Felipe IV del Tribunal de la Inquisición. Lo habría hecho en Madrid y antes del primer viaje a Italia del pintor.

Carmen Garrido, experta en Velázquez, comunicó el hallazgo y la investigación ayer a través de la revista Ars Magazine, que lo publicará en su próximo número. Con unas dimensiones de 121 por 101 centímetros, el óleo está perfectamente documentado y en buen estado de conservación, necesitado acaso de una limpieza y la retirada de algunos repintes. No se ha restaurado por consejo de los asesores de los propietarios, aunque se sabe que en el XIX se limpiaron la cabeza y una mano.

La pintura estuvo en la localidad toledana de La Guardia en manos de la familia del retratado hasta 1929, año en el que fue vendida al anticuario madrileño Miguel B. Marcos de León por 41.000 pesetas. Posteriormente fue adquirida por una familia residente en Latinoamérica, momento en el que se le pierde la pista. Fueron los propietarios del lienzo quienes contactaron con Garrido para demandarle su opinión sobre la autoría. Para ello tanto la experta como la obra viajaron a Múnich, ciudad en la que se realizó la pericia, en el prestigioso Instituto Max Doerner, dependiente de la Alte Pinakothek. Sus propietarios han blindado su anonimato y se ignora si tienen la intención vender el retrato. Gallego ha recordado que la última obra de Velázquez que llegó al mercado se adjudicó en 3,5 millones de euros.

FUENTE: La Voz de Galicia