25 octubre, 2010

Rasga un cuadro del siglo XVII en el Guggenheim

imagen_guggenheimUn joven de 25 años con las facultades mentales aparentemente alteradas dañó ayer con un arma blanca el cuadro «Booz recibe la herencia de Elimelec», del holandés Jan Victors (1619-1676), que se exhibe en el Museo Guggenheim de Bilbao.

Cuando el joven se abalanzó sobre el óleo, con una navaja de unos tres centímetros, una de las vigilantes del museo intervino rápidamente, por lo que el sabotaje causó «un daño menor y reparable», según fuentes de la pinacoteca: seis rasguños en la pintura y una incisión de unos tres centímetros. Los restauradores revisaron el cuadro y, tras una primera valoración, la dirección considera que, una vez restaurado, ningún daño será visible en su superficie. El agresor, que se identificó como estudiante de Bellas Artes, fue detenido bajo la acusación de un delito contra el patrimonio.

El bautizo de Jan Victors tuvo lugar el 13 de junio de 1619 en Amsterdam; era el séptimo de los diez hijos de Louis Victors y Stijntje Jaspers, familia de origen humilde dedicada a la artesanía del mueble. Desconocemos algún dato sobre su formación artística pero todo parece apuntar a que se inició en el taller de Rembrandt, existiendo una estrecha relación con Govaert Flinck en algunos trabajos. En 1642 se casó con Jannetj Bellers, enviudando en 1661 con nueve hijos a su cargo. Quizá esta circunstancia llevó a Jan a abandonar la pintura hacia 1660 para dedicarse al mundo del comercio, ingresando en la Compañía de Indias Orientales donde trabajó como enfermero y predicador seglar en los barcos. Victors cultivó todo tipo de temática, recibiendo algunos importantes encargos en la década de 1650, especialmente retratos en los que se muestra excesivamente conservador, por lo que no cuajó su estilo entre la clase social elevada de Amsterdam, sufriendo numerosos problemas económicos.