26 julio, 2010

Protecturi recomienda un plan de protección exclusivo para cada evento

LoveparadeLa Asociación, que engloba a los Directores de Seguridad de Museos y entidades con exposición de patrimonio, destaca la importancia de contar con los recursos técnicos y humanos para regular la asistencia masiva.

Tras la tragedia que ha ocurrido en Alemania en la celebración del  Festival Loveparade, donde 19 personas –entre ellas dos jóvenes españolas- han perdido la vida en lugar de disfrutar del evento, se abre, ahora y en frio, el estudio y seguimiento de lo que todos los desastres con victimas requieren: la necesidad de dar respuestas verídicas, a las presuntas de ¿Quién? y ¿Por qué?

Son respuestas que no se pueden negar a las familias de las victimas, y de las cuales debemos de aprender para que no vuelva a suceder nunca más algo similar.

Dado que, en nuestro quehacer diario, a los miembros de la Asociación para la Seguridad del Patrimonio Histórico PROTECTURI también se nos presentan a menudo problemáticas de aforo, en la celebración de eventos o festivales que algunos realizamos, esta trágica experiencia de Alemania es un caso a seguir; y ha de servir para concienciar a los organizadores sobre la importancia que para el éxito –pero, sobre todo, para la seguridad- del mismo tienen factores tales como elegir bien el lugar, tener un buen plan de autoprotección exclusivo para el evento y contar con los recursos técnicos y humanos adecuados para implantarlo y controlar los riesgos que una asistencia masiva siempre presenta.

PROTECTURI, que reúne a los 42 directores de seguridad de los más importantes Museos e instituciones españolas con exposición de patrimonio histórico, artístico y cultural, aboga siempre por la previsión y la adopción de las estrategias de seguridad adecuadas para cada momento, lugar y circunstancia para evitar circunstancias que devienen en tragedia y cambian un día de fiesta por una jornada de duelo.