22 octubre, 2014

Protecturi recibe el galardón AVISPA en Asturias

premio-avispa-slider

Buenos días Señoras y Señores, 

Recibir un premio es abrir una puerta a espacios a los que normalmente no accedemos como consecuencia del ajetreo diario.

Recibir un premio es un cruce de caminos, en el que, como por arte de magia, se nos coloca sin previo aviso.

Recibir un premio es darle una oportunidad al agradecimiento, a la generación de vínculos, al reconocimiento, a  la  reflexión.

Permítanme empezar por la oportunidad de ser agradecido.
 
Quiero dar las gracias, en mi nombre y en nombre de todos los miembros de Protecturi a los que hoy tengo el honor de representar, a las autoridades que nos acompañan, a los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad, a los profesionales de la seguridad privada, a los compañeros, a los familiares. A todos, gracias.

Asimismo, quiero agradecer a la Junta directiva de la asociación AVISPA, y en su nombre a su presidente Jorge Cuesta, el Galardón Nacional que han considerado oportuno otorgar a nuestra asociación: Protecturi (Asociación para la protección del Patrimonio Histórico).

Hace ya casi una década, un grupo de profesionales de la seguridad sentimos la necesidad de mirar nuestra realidad cotidiana bajo parámetros transversales e inclusivos. 

Las organizaciones para las que trabajamos, museos, centros culturales, instituciones públicas y privadas, etc, nos exigían un modelo de acción centrado en el qué pero también en el cómo, y en el con quién.

Así nació Protecturi. Que es, al tiempo, una asociación pero también es un lugar de encuentro, una plataforma de reflexión, de debate, de proyección de los profesionales que nos dedicamos a la protección del patrimonio histórico.

Nuestro valor añadido es aportar una perspectiva profesional enfocada en la transversalidad, en la cooperación entre los profesionales que trabajan en las diferentes áreas del patrimonio Histórico.

Para ser breve, quisiera mencionar dos factores que son centrales para nosotros.
El primer aspecto al que quiero referirme es la sistemática profesional, formulada en la elaboración de un modelo de gestión específico. O lo que es lo mismo, la generación de valorintraprofesional a través de un marco estándar de calidad.  Motivo por el cual hoy estamos aquí recibiendo este galardón.

El segundo factor es la red, los vínculos, los nodos de conexión entre profesionales de diferentes áreas. Que es tanto como decir la generación de valor interprofesional.

A partir de nuestra tríada fundacional, que pivota en la  Prevención, la Protección y la Salvaguarda, nos embarcamos en el mayor reto que como asociación nos podíamos plantear. La elaboración de un Sistema de Gestión de la Protección del Patrimonio Histórico.

Un sistema que haga  posible que la seguridad de la cultura tenga una cultura de la seguridad específica y adecuada para dar respuesta a las necesidades complejas de nuestro sector. Que permita que cualquier responsable de la seguridad de un equipamiento museístico, o de una institución cultural, pueda elaborar, gestionar y evaluar un proyecto afín a la realidad de su centro – arquitectónica, artística, institucional- y a las necesidades y retos de los usos y funciones de los espacios, bajo parámetros de viabilidad proporcional a los recursos disponibles.

20141018_134551-2

Para que el Sistema de Gestión de la Protección del Patrimonio Histórico fuese útil y fiel a nuestro compromiso con los profesionales y las instituciones, debía cumplir una premisa incuestionable. Quesu aplicación pueda escalable.

El éxito de su implementación radica en hacer real la posibilidad de segmentarla por áreas, por espacios, por funciones, por usos, por aplicativos, etc.Su naturaleza escalable favorece la flexibilidad de su aplicación y por tanto su consolidación a medio plazo como una metodología transversal. Así pues, un centro puede considerar oportuno empezar por sistematizar la seguridad en los traslados de obras. Otro por la gestión de flujos de públicos. Otro por los dispositivos electrónicos, por la seguridad física, etc.

Este proceder permite establecer, e interiorizar, una cultura de procesos de mejora continua en el departamento de seguridad, al tiempo que favorece la transversalidad con los otros departamentos de los centros museístico. Este factor, el de la interdependencia, es fundamental en la gestión integral del Patrimonio Histórico.

Sin lugar a dudas la adaptación-y la adaptabilidad- del Sistema de Gestión de la Protección del Patrimonio Histórico es una manera de generar know-how y concienciar a los agentes implicados de la oportunidad, el valor -y el retorno tanto profesional como institucional- de desarrollar un modelo de cultura de la seguridad diseñado adhoc para la seguridad de la cultura, basado en procesos.
El segundo factor, la red, la generación de vínculos interprofesionales forma parte de nuestro mejor ADN. De ello dan fe dos profesionales y amigos, que me acompañan hoy.

En primer lugar quiero agradecerle su presencia a D.Juan Diego Gómez Ribón, nuestro vicesecretario. Él es el coordinador de los Servicios Generales del Museo Patio Herreriano de Arte Contemporáneo Español, que se ha trasladado desde Valladolid con su esposa para compartir este magnífico reconocimiento del que hoy es protagonista Protecturi. Gracias amigo.

Protecturi es una asociación inclusiva, como inclusiva es la protección del patrimonio histórico. Como solemos decir los profesionales de nuestro sector, los estudiosos, los visitantes, los medios de comunicación, entre otros, también son agentes que velan por la protección de las obras en las salas de los museos, de los centros culturales, en los yacimientos, etc.

Esa voluntad inclusiva, de tejer red, de constituir nodos de conocimiento con otros profesionales vinculados al patrimonio histórico se pone de manifiesto con la presencia de D. José Manuel Lluent. Un experto en la lucha contra el fraude y el expolio de las obras de arte y  miembro de distintas organizaciones.Desde hace muchos años colabora con instituciones públicas y privadas, así como con especialistas de los cuerpos y fuerzas de seguridad, tanto de ámbito nacional como internacionales.

Permíteme José Manuel que cite una de tus publicaciones, que para nosotros es bibliografía obligada.Expolio y fraude en el arte, editado por TREA una de las editoriales de referencia en el ámbito de la gestión cultural y que como ustedes saben tiene su sede en Gijón. Gracias amigo por estar hoy aquí en compañía de tu esposa.

Para finalizar, quiero hacer mías las palabras de un sabio de esta tierra, alguien con el que tengo el honor de coincidir en algunos destinos en nuestros mapas profesionales: Madrid, Sevilla, hoy Gijón. Me refiero a D. Gaspar Melchor de Jovellanos:

“Bien están los buenos pensamientos, pero resultan tan livianos como burbuja de jabón, si no los sigue el esfuerzo para concretarlos en acción”.

Muchas gracias en nombre de todos los integrantes de Protecturi por este reconocimiento. No duden que estamos a su disposición, y con ganas de colaborar, con todas aquellas personas e instituciones interesadas en la Prevención, la Protección y la Salvaguarda del Patrimonio Histórico.
Muchas gracias.

Jesús Alcantarilla Díaz.
Presidente de Protecturi