16 abril, 2013

Polémica subasta de máscaras Hopi

El conjunto de unas 70 piezas Hopis, incluidas máscaras tribales, han sido subastadas esta tarde en París por un valor de más de 900.000 euros, a pesar de las protestas de representantes de la tribu amerindia que consideran estos objetos sagrados y habían pedido paralizar la venta. A mediodía, la justicia dio luz verde a la celebración de la venta, organizada por la casa Neret-Minet Tessier & Sarrou, que tuvo lugar durante la tarde en Drouot.

Uno de los hopis

La ONG Survival Internacional, especializada en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas, había pedido, en nombre de los Hopis, un pueblo que vive en zonas del norte de Arizona, la prohibición temporal de la venta. Exigían la confirmación de la legalidad de la colección reunida, según el catálogo, por un misterioso coleccionista residente en Estados Unidos y de su venta. A la petición se había unido el embajador estadounidense en Francia, Charles Rivkin, y el actor Robert Redford, quien calificó la venta de “sacrilegio” y pidió la restitución de los objetos a la tribu.

Sin embargo, el tribunal de París falló a favor de seguir adelante con la venta, a pesar de reconocer el carácter sagrado de las piezas por la tribu, que cuenta con unos 18.000 miembros y para quienes las máscaras representan a los espíritus de sus ancestros. En una sala plena, la venta de la colección privada, estimada entre 600.000 y 800.000 euros, alcanzó los 931.435 euros, con gastos incluidos. Algunos compradores han anunciado su intención de devolver los objetos a los miembros de la tribu.