3 junio, 2014

PhotoEspaña premia a Gervasio Sánchez y Ramón Masats

14017201073224

La XVII edición del festival ha distinguido a ambos fotógrafos con el ‘Premio PhotoEspaña’ y el ‘Bartolomé Ros’.

Los premios más importantes del festival PhotoEspaña 2014 han recaído en dos destacados fotógrafos españoles, Ramón Masats, al que se le ha galardonado con el Premio PhotoEspaña, y Gervasio Sánchez, que recibe el Premio Bartolomé Ros.

En una edición en la que la fotografía española es la gran protagonista del festival, se ha premiado a dos nombres fundamentales. Así, a Masats se le ha reconocido su papel en el proceso de modernización y profesionalización de la fotografía española, la capacidad narrativa de su trabajo y su influencia sobre posteriores generaciones de fotógrafos.

Autor de imágenes icónicas como la que tomó en 1960 de unos curas jugando al fútbol, PhotoEspaña ha querido destacar el trabajo de “un autor capital para la historia de la fotografía española, poseedor de una mirada irónica, fresca y potente”, según el fallo del jurado.

La aportación de Ramón Masats a la modernización y profesionalización de las artes visuales en nuestro país, en solitario y como miembro de diferentes colectivos fotográficos,”ha sido clave, así como su influencia en generaciones posteriores”, afirma el fallo, en el que se hace referencia también a la “gran capacidad narrativa de su fotografía”.

El trabajo de Ramón Masats está presente en dos exposiciones de la Sección oficial de PHotoEspaña 2014: ‘La palangana’, muestra colectiva organizada por la Fundación Banco Santander en el Círculo de Bellas Artes y ‘Ramón Masats inédito’, en la galería Blanca Berlín.

Alejado de la cámara fotográfica desde hace años -“ahora me dedico a leer”, dice- Masats confiesa que no ha vivido la revolución digital y que nunca ha hecho un disparo con una cámara de este tipo.

Sobre la exposición que el Círculo de Bellas Artes inaugurará mañana dedicada al colectivo ‘La Palangana’ -“nombre que se me ocurrió a mí como algo chistoso”- Masats comentó que era un grupo de seis amigos, Leonardo Cantero, Gabriel Cualladó, Paco Gómez, Francisco Ontañón, Joaquín Rubio Camín y él, se reunían “para hablar y tomar una copa. Luego se unieron otros”.

Según el galardonado, en aquellos momentos no eran “conscientes” de que estaban fotografiando una época ni de que hacían historia.

En cuanto al premio Bartolomé Ros, su hija y responsable de su legado, Rosa Ros” ha dicho que este galardón “necesitaba a Gervasio Sánchez” que “desde hace tiempo” ella “tenía mucho interés en que lo ganara”.

Con el galardón se ha querido reconocer su fotografía humanista, su compromiso ético y profesional con los conflictos de nuestro tiempo y su impulso a la promoción del fotoperiodismo.

Por El Mundo