17 diciembre, 2013

Perfiles globales del defraudador – informe KPMG

Perfiles-globales-defraudador-24

Los especialistas en fraudes llevan mucho tiempo debatiendo si es posible desarrollar un perfil de defraudador que sea lo suficientemente preciso como para permitir a las organizaciones detectar a los autores durante la comisión del fraude o, incluso, con anterioridad al mismo. La completa predicción de un delito antes de que se produzca pertenece, al menos por el momento, al ámbito de la ciencia ficción. Sin embargo, un análisis de la naturaleza en constante cambio del fraude y del defraudador puede ayudar a las organizaciones a reforzar sus defensas contra estas actividades delictivas. Más vale prevenir que curar.

El presente informe contiene el análisis realizado por KPMG de 596 defraudadores que las firmas miembro han investigado entre 2011 y 2013. Su intención es proporcionar percepciones al lector sobre la relación entre los atributos de los defraudadores, sus motivaciones y el entorno en el que operan con más facilidad.

En el estudio de 2013, el defraudador típico tiene entre 36 y 45 años, generalmente actúa contra su propia organización y mayoritariamente trabaja en una función del área directiva , finanzas, operaciones o ventas/marketing. Ocupa un puesto de alta dirección, lleva en la organización más de seis años y, a la hora de cometer el fraude, suele actuar en complicidad con otros.

Lee el documento completo: Perfiles globales del defraudador – informe KPMG