6 abril, 2018

Patrimonio Nacional gasta 17.000 euros en una reunión de 14 expertos

Patrimonio_Nacional-Museos-Ministerio_de_Cultura-Arte_296983333_72345811_1706x1280

Los especialistas se dan cita en el Museo de las Colecciones Reales para decidir qué proyecto debe ejecutar la museografía del nuevo organismo, cerrado hasta 2020.

Hace una semana, 14 expertos se reunieron en una sala del Museo de las Colecciones Reales, cerrado al público, posiblemente, hasta el año 2020. El Consejo de Administración del Patrimonio Nacional pagó por la organización de aquella cita casi 17.000 euros. Tal y como ha confirmado este periódico con Patrimonio Nacional, la reunión convocó al comité de expertos que valorarán los proyectos candidatos a ejecutar la museografía del museo que ha costado, hasta ahora, 160 millones de euros (presupuestado en 200).

El museo que contará la historia de España a través de las dos dinastías (Austrias y Borbones) articulará por reinados el relato y con las piezas emblemáticas que conserva Patrimonio Nacional. La nueva institución está a la espera del montaje del relato (la museografía), que se dirimirá el próximo 9 de mayo. Cuando se falle el concurso de ideas, habrán pasado seis meses desde la convocatoria.

Expolio de interior
El edificio de casi 41.000 metros cuadrados, que dedicará 5.000 metros a tres salas de exposiciones, no expondrá nada nuevo. Todo lo que aparece en los anexos del concurso de museografía es lo que ya se podía visitar en alguno de los Reales Sitios, sobre todo, en San Lorenzo de El Escorial y la Armería, los dos lugares más “expoliados” por el traslado de piezas al nuevo museo.

El comité de expertos, reunido el 22 y 23 de marzo pasado, en una sala del museo vacío, resulta ser la crema de los museos nacionales (y algo del extranjero). La empresa afortunada en el concurso público fue Unity Eventos, que explica a este periódico las obligaciones del contrato: habilitar los medios técnicos (pantalla y sonido) y un pequeño desayuno. Todo por 17.000 euros. Según Patrimonio Nacional, en el precio también se incluye el alojamiento y el desplazamiento (sólo tres de los 14 vienen desde el extranjero). Lo que no está dentro de la factura son los 900 euros brutos que cobra cada uno de ellos (sólo tres mujeres entre los 14) por los dos días.

La aristocracia de los museos

El comité está compuesto por Gabriele Finaldi (director National Gallery de Londres), Matteo Lafranconi (director de la Scuderie del Quirinale de Roma), Luis Monreal y Agustí (Aga Khan Trust for Culture, de Ginebra), Miguel Falomir (director del Museo del Prado), Andrés Carretero (director del Museo Arqueológico Nacional), Josep Serra (director del Museo Nacional de Arte de Catalunya), Juan Ignacio Vidarte (director del Museo Guggenheim de Bilbao), Luis A. Ribot (académico de la Real Academia de la Historia), Estrella de Diego (académica de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando), Fernando Checa (catedrático de Historia del Arte de la Complutense), Alfredo J. Morales (catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla), Juan Carlos Elorza (patrono de la Real Academia de España en Roma), Ester Alba (decana de la Facultad de Geografía e Historia de Valencia) y María Jesús de Andrés (asesora técnica de la Dirección General de Bibliotecas, Archivos y Museos del Ayuntamiento de Madrid).

Sí estaba presente José Luis Díez, director del Museo de las Colecciones Reales. Faltó el presidente de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez de Armiñán, que se encontraba de gira en el Reino Unido, dando sendas conferencias esos días en el Instituto Cervantes de Londres y en Oxford, sobre Patrimonio Nacional y el Museo de Colecciones Reales.

Primará la oferta económica

Aquellos dos días se les explicó a los expertos los dos proyectos que han pasado el filtro, tal y como ha podido saber este periódico. Se proyectaron las infraestructuras que se proponen y el relato de las piezas, que deberán ejecutarse en un plazo de 18 meses. El presupuesto para el envoltorio del contenido del nuevo museo es de 21 millones de euros. En el cómputo total, la Casa Austria estará representada por unas 220 piezas, los Borbones tendrán 520 y una selección de arte contemporáneo con una breve selección de 14 obras.

El comité de expertos no es el jurado del concurso, que no tiene. El comité volverá a reunirse otra vez en las próximas semanas para emitir sus valoraciones, que serán recogidas en un informe que pasará a la mesa de contratación. Ahí es donde se dirá la última palabra, favoreciendo siempre la oferta económica. De hecho, esta parte supone el 51 % de la nota final de cada proyecto. Las conclusiones subjetivas de los expertos suponen el 49 % de la nota final.

Todo por el turismo

De la próxima reunión saldrán las conclusiones que determinan cuál de los dos proyectos finalistas es más atractivo. “No votan los proyectos. Son criterios subjetivos y lo que valorarán son las infraestructuras planteadas”, comentan desde Patrimonio Nacional a EL ESPAÑOL.

Entre los objetivos que se marca Patrimonio Nacional figura “confirmar un perfil propio como museo de visita imprescindible en el panorama cultural de Madrid”. El turismo es el principal interés del desarrollo del museo, tal y como se puede leer en las argumentaciones.

La última razón del nuevo organismo es “atraer un alto porcentaje del flujo de visitantes que acuden al Palacio Real”. Y “conseguir un ratio de cifras de visitantes acorde con el rango del museo y del perfil de su oferta cultural”. Calculan el público potencial en 1,5 millones de visitas anuales. Ese es el objetivo estimado para lograr “un equilibrio ponderado de eficacia cultural” del nuevo museo. El Prado recibe tres millones y el Museo Reina Sofía cerca de 3,3 millones. El Palacio Real cuenta al año con un millón y medio de visitas, las que prevén para el Museo de las Colecciones Reales.

Noticia original de EL ESPAÑOL
Imagen EFE