24 mayo, 2010

Obras de arte robadas

Gracias a la evolución y los avances que se han producido en todos los terrenos, el mundo en que vivimos resulta cada vez más pequeño. Los modernos sistemas de transporte y comunicaciones son cada vez más eficientes y más asequibles, lo que ha permitido una mayor internacionalización de las actividades delictivas.

El robo de bienes culturales afecta tanto a los países desarrollados como a los que están en vías de desarrollo; este problema reviste mayor importancia en Francia e Italia. El tráfico ilícito de bienes culturales se ve fomentado por la demanda del mercado del arte, la apertura de fronteras, las mejoras del transporte y la inestabilidad política de algunos países.

Resulta difícil evaluar la amplitud de este fenómeno por dos razones:

  • con mucha frecuencia los robos no se descubren hasta que los objetos robados aparecen en el mercado oficial del arte;
  • los países transmiten a INTERPOL poca información al respecto, y en muchos de ellos no existen estadísticas sobre estos delitos.

Para enfrentarse a este tipo de delincuencia, es preciso que las organizaciones representativas en este ámbito y el público estén mejor informados acerca del problema. Este es el objetivo principal de estas páginas web.

Las organizaciones internacionales deben orientar la lucha contra el robo de bienes culturales. INTERPOL ha participado de lleno en esta lucha contra del tráfico ilícito de bienes culturales desde 1947, fecha de aparición de la primera difusión sobre objetos de arte robados. A lo largo de estos años, la técnica ha evolucionado enormemente y la Organización ha desarrollado un sistema de información de gran eficacia para difundir información: una base de datos accesible a todos los Estados Miembros y el CD-ROM de INTERPOL sobre Obras de arte robadas.

Estas páginas web pretenden ampliar aún más la difusión de la información sobre obras de arte robadas. Aquí encontrará, entre otras cosas:

  • las obras de arte robadas recientemente;
  • las obras de arte encontradas por la policía en el curso de sus investigaciones y cuyo propietario no ha sido identificado;
  • las obras de arte contenidas en nuestra base de datos y en el CD-ROM de INTERPOL que han sido recuperadas;
  • las últimas ediciones de los carteles de las obras de arte más buscadas.

El tráfico ilícito nunca desaparecerá totalmente, pero si queremos reducirlo, habría que realizar un esfuerzo conjunto.

Desde aquí, queremos invitarle a aprovechar al máximo los servicios ofrecidos por INTERPOL y a participar activamente en la recopilación y el intercambio de información. Se trata de un paso fundamental, así como de la aportación más valiosa a su alcance para frenar la desaparición de nuestro común patrimonio cultural.

 

Fuente:

Interpol

logo_interpol