25 octubre, 2010

Numerosos vestigios se guardan lejos de los museos por falta de instalaciones (La Voz de Galicia)

La falta de instalaciones con condiciones que permitan la conservación de restos, y que tengan además la consideración jurídica de museo, lleva a que numerosos vestigios acaben abandonando la comarca o depositados en lugares de lo más variopintos.

Aunque sí está en un museo, en este caso en el Valle-Inclán pobrense, el contenido de esas instalaciones no parece el más adecuado para encuadrar un ara romana anepigráfica, es decir, sin ningún tipo de inscripción, hallada hace unos años en el municipio pobrense.

En Boiro existen también algunos ejemplos curiosos, aunque, en este caso, el problema no está en la falta de un recinto para guardar los restos sino en que la pieza en cuestión forma parte de una propiedad privada. Se trata de una peculiar piedra que hay en la parroquia de Bealo. Allí apareció hace un par de años lo que posiblemente sea un crómlech con grabados, un elemento extraordinario que escasea por estos lares y que se conserva lejos de los museos porque sigue formando parte del mismo muro en el que se localizó.

logo_voz_galicia