7 mayo, 2014

Nuevo asalto a la «Nave de Oro»

nave-de-oro

Veinticinco años después del hallazgo del «SS Central America» a unos 257 kilómetros de la costa de Carolina del Sur (Estados Unidos) se ha dado una nueva mordida al célebre tesoro que albergaba su panza con la recuperación de cinco lingotes de oro cuyo valor se acerca a los 1,3 millones de dólares (casi un millón de euros).

La también conocida como Nave de Oro viajaba de San Francisco a Nueva York con unas 580 personas a bordo cuando un huracán la sorprendió el 12 de septiembre de 1857. Era un buque lujoso, de cien metros de eslora, que había hecho ya la peligrosa ruta del cabo de Hornos, pero no resistió la furia del huracán.

En el naufragio perdieron la vida 425 pasajeros, en su mayoría empresarios y mineros que llevaban consigo el oro que las minas californianas enviaban a los Bancos de Nueva York. La pérdida del SS Central America, de la mayor parte del pasaje y de su tesoro, conmocionó a la sociedad de la época de tal modo que fue uno de los factores que contribuyeron al pánico de 1857, una crisis económica mundial.

La incertidumbre del lugar exacto del naufragio, así como la lejanía de la costa y la profundidad de las aguas, impidió durante décadas su rescate hasta que Thomas Thompson dio con su paradero en 1989. «Es como las historias de tesoros de los libros. Nunca creí que encontráramos esto», señaló entonces el fundador de la compañía de cazatesoros Columbus America Discovery Group.

«El tesoro más valioso jamás arrancado al fondo del mar» podía superar los 56.000 millones de pesetas, según recogía José María Carrascal en ABC. Durante los cuatro años siguientes se rescató un gran número de monedas de oro y lingotes, pero la recuperación del cargamento del «SS Central America» se paralizó en 1991 en medio de una serie de juicios de las compañías aseguradoras de la carga que habían pagado tras el naufragio más de un siglo antes.

Thomson fue demandado en 2005 por no dar su parte a los 251 pequeños inversores que le habían ayudado en su empresa. Desde 2012 se desconoce su paradero.
Nuevo asalto a la «Nave de Oro»
reuters
Una de las monedas rescatadas

El pasado abril se encargó la recuperación del cargamento de la Nave de Oro a Odyssey, que el día 15 recuperó los primeros cinco lingotes que pesan en su totalidad unas 1.000 onzas troy de oro (aproximadamente 31 kilogramos).

La empresa cazatesoros señaló ayer que hay más oro en el lugar y que el yacimiento permanece intacto desde la última exploración, realizada en 1991, según recoge Efe.

«Esta inmersión me confirma que el sitio no ha sido tocado desde 1991, última vez que estuve allí», dijo Bob Evans, jefe de científicos e historiadores de Recovery Limited Partnership, empresa creada en 1985 en Ohio para financiar el proyecto.

Odyssey Marine Exploration señaló que 41 exploradores se encuentran en el lugar donde se hallaron los cinco lingotes de oro y las dos monedas de oro, de 20 dólares cada una.

Aunque el valor real del cargamento del barco se conocerá cuando sea rescatado y se determine la calidad del oro, la empresa con sede en Tampa (Florida) prevé la recuperación de varios millones de dólares en oro de los restos del barco.
Monumento a Herdon
Un obelisco recuerda en la Academia Naval de Annapolis a William Herdon, el heroico capitán del SS Central America que «perdió la vida en un valiente esfuerzo para salvar la nave durante un huracán en Hatteras el 12 de septiembre de 1857», según reza la incripción que añade: ” «Se olvidó de sí mismo, en su muerte agregó una nueva gloria a los anales de la mar».

Por M. Arrizabalaga en El País.