6 febrero, 2013

Mecenas empresariales del arte

Aunque corran tiempos difíciles, el alma necesita arte. Por esa razón, muchas empresas han sustituido a las administraciones públicas como mecenas del arte, ¿quiénes son algunas de ellas?

Santander
Además de organizar exposiciones de la Colección Santander, que incluye artistas españoles como El Greco, Picasso, Barceló o Juan Muñoz, la Fundación Banco Santander colabora con instituciones como Patrimonio Nacional, con la que ha organizado la muestra Goya y el Infante Don Luis en el Palacio Real de Madrid o con PhotoEspaña.

Una de las líneas de actuación es la de favorecer el coleccionismo, por lo que cada año la Fundación selecciona una colección internacional de arte contemporáneo para su exhibición en la Sala de Arte Santander, en Boadilla.

Este año será la Cranford Collection. Según su director, Borja Baselga, “el patrocinio artístico nos permite relacionarnos con instituciones que trabajan, como nosotros, por facilitar la exhibición y estudio del arte y la historia. Nuestro interés es el mundo cultural y llevarlo al mayor número de personas posible.

Al colaborar con instituciones públicas queremos apoyar nuestras tesis sobre la necesidad de trabajar unidas las instituciones públicas y las privadas”. De esta forma, la Fundación apoya los proyectos educativos del Reina Sofía, el Macba y PhotoEspaña.

BBVA
El Prado, el Guggenheim-Bilbao, la Fundación Miró en Barcelona y también el Museo de Bellas Artes de Bilbao son las entidades con las que la Fundación BBVA colabora desde hace años. En lo que se refiere a las artes plásticas, la Fundación BBVA dedicó alrededor de dos millones de euros en 2012, un año en el que mantuvo los principales programas y, en algunos casos, incluso reforzado, a la vez que esperan incrementarlos en el próximo año.

En palabras de su director, Rafael Pardo, “el conocimiento y la cultura son pilares esenciales de una sociedad avanzada como lo es la nuestra y necesita de fórmulas que combinen eficientemente el apoyo por las administraciones públicas con el de instituciones privadas. Todos, agentes públicos y privados, tenemos que hacer un esfuerzo de eficiencia y de imaginación, al tiempo que garantizamos un umbral de apoyo a nuestras instituciones científicas y culturales por debajo del cual es muy difícil operar con estándares de excelencia”.

Iberdrola
La Fundación Iberdrola es uno de los principales patrocinadores del Museo del Prado. Es miembro protector de la pinacoteca y se centra en el respaldo a su programa de conservación y restauración, uno de los más prestigiosos del mundo.

Gracias a ese apoyo, el Prado ha acometido la restauración de obras como las tablas Adán y Eva, de Alberto Durero; Nerón y Séneca, de Eduardo Barrón; los retratos ecuestres Felipe III, a caballo y Margarita de Austria, a caballo, de Diego Velázquez; la escultura romana Ariadna dormida; El Vino de la Fiesta de San Martín, de Pieter Bruegel, el Viejo; la copia de la Gioconda; y San Juan Bautista, de Tiziano.

Además la Fundación Iberdrola patrocina exposiciones del Museo Bellas Artes y el Guggenheim, ambos en Bilbao, del que es patrocinador estratégico. Asimismo es mecenas del Palau de les Arts de Valencia.

Coca-Cola
El de Coca-Cola no es un patrocinio al uso. Su fundación cuenta con una colección de arte contemporáneo formada por 360 obras. Lo que la entidad hace es “sacar parte de los fondos de la colección para que la gente pueda disfrutar del arte. Prestamos nuestra colección y recursos al servicio de las instituciones”, asegura Juan José Litrán, director de la Fundación Coca-Cola.

Así, hace unos días parte de la colección se puede ver en Cáceres –antes estuvo en Badajoz– y en paralelo otra parte de los fondos se encuentran en Canarias. La colección itinerará más tarde por Sevilla, Valencia, Pamplona para más tarde recalar en Portugal. “En un momento en el que a las instituciones les resulta difícil apostar por el arte por la falta de presupuestos, nosotros seguimos ofreciendo cultura y estimulando el talento”, destaca Litrán, quien añade que “nos gusta sentarnos con las instituciones y desarrollar un proyecto de socios. Se trata de establecer un beneficio para todo el mundo y de aportar maneras de trabajar”.

Telefónica
Uno de los criterios de Telefónica a la hora de apostar por el arte es que “ha de tratarse de grandes iniciativas”, subraya su directora de Patrocinicios, Isabel Gistau. Así, aunque la compañía es mecenas de una gran cantidad de proyectos por todo el mundo, en España colabora de manera activa con los principales museos, como el Prado, el Guggenheim, el Thyssen y Patrimonio Nacional, así como con teatros de ópera como el Liceu, el Real y el Palau de las Arts.

Con el programa Viaje al interior de la cultura, la entidad trata de dar a conocer el arte y la cultura desde otro punto de vista. Así, “en el Teatro Real, el Palacio Real y el Prado organizamos visitas nocturnas para nuestros clientes”, dice Gistau. Otros proyectos que patrocina Telefónica tienen que ver con el 400 aniversario de la muerte de El Greco que se conmemora en 2014 o con la digitalización de los documentos de Leonardo da Vinci de la Biblioteca Nacional.

La Caixa
La Obra Social de La Caixa cada vez apuesta más por la cultura. El año pasado, la entidad financiera invirtió 69 millones de euros en actividades culturales (aunque no todas tuvieron una relación estrecha con el arte). Este dato supuso el 14% del presupuesto que La Caixa destina a su obra social, 500 millones de euros. Para 2013, el dinero que la entidad tiene previsto destinar a la cultura es de 64 millones de euros.

El CaixaForum, que tiene dos sedes principales en Barcelona y Madrid, recibió el año pasado 2,4 millones de visitantes y se ha convertido en una referencia para el mundo de la cultura. Ahora se puede visitar en la sede barcelonesa una exposición de cuatrocientas piezas arqueológicas sumerias y varios documentos antiguos y contemporáneos, que hacen un recorrido por la Mesopotamia del año 3500 al 2100 a. C. Esta exposición, una de las más destacadas del año, viajará a Madrid.

Por Rosarío Fernández en Expansión